Read Time:3 Minute, 28 Second

La guerra de Ucrania y las sanciones a Rusia afectan directamente al turismo de Barcelona, al sector energético y a los payeses.

MIKEL ELKOROBEREZIBAR BELOKI

La guerra de Ucrania está teniendo un gran impacto en Barcelona en el aspecto humanitario, pero también en el económico. Tanto la misma guerra en Ucrania como las sanciones económicas impuestas a Rusia tienen consecuencias directas en el día a día de los barceloneses y en sus negocios. La guerra de Ucrania repercute directamente en el precio que la gente paga por la gasolina, en los turistas que se reciben en la ciudad o en los costes del trabajo de los payeses. Los precios suben tanto como el aceite salta en la sartén.

El impacto principal de la guerra lo nota el sector energético. El 11% de las importaciones de petróleo de España en general viene de Rusia. Aunque no sea el país con más dependencia energética de Moscú, los precios de la gasolina se establecen internacionalmente y, por lo tanto, han aumentado. En marzo, el precio de la gasolina aumentó un 30% con respecto a antes de la guerra de Ucrania.

El alto precio de la gasolina hace más caro el día a día en Barcelona, donde el coche es el principal medio de transporte de los vecinos. Además, han aumentado los costes del sector del transporte y con ello de las mercancías que transportan. Eso ha hecho que los precios de diferentes alimentos hayan aumentado y ha sido la causa de la pasada huelga de los transportistas que bloqueó la ciudad durante semanas.

Por lo tanto, la subida del precio de la gasolina conlleva el aumento de los precios en general. Según informa el Instituto Nacional de Estadística (INE), la inflación anual en marzo subió hasta el 9,8%, tras un ascenso del 3% con respecto a febrero. Se trata del nivel más alto desde el mayo de 1985.

El turismo también sufre por el conflicto

Otro de los sectores afectados por la guerra de Ucrania es el sector turístico. Aunque no hay datos concretos todavía, el turismo de Barcelona está perdiendo potenciales clientes provenientes de Ucrania por razones obvias. La demanda turística de los ciudadanos de Ucrania había aumentado considerablemente en los últimos tiempos. De hecho, muchas aerolíneas y turoperadores, como Vueling o Ryanair, habían programado rutas inéditas entre Kiev y Barcelona. Además, este verano tampoco cuentan con los turistas rusos. Aunque no fueran muchos en proporción a otros países, son una clientela con un gran nivel adquisitivo. 

Aunque el sector primario es residual en la ciudad de Barcelona, es importante a nivel de Catalunya. Según Carles Vicente, responsable de Organización de la Unió de Pagesos, el problema de la guerra de Ucrania es especulativo: “Nos costó mucho ver las cifras de los productos que venían de Ucrania y los números nos daban que habitualmente de octubre a marzo entraban unos 600.000 remolques llenos de maíz en el puerto de Tarragona. Para principios de enero de 2022 ya habían entrado 500.000. Se anticiparon”. 

«Habitualmente de octubre a marzo entraban unos 600.000 remolques llenos de maíz en el puerto de Tarragona. Para principios de enero de 2022 ya habían entrado 500.000”

Carles vicente, unió de pagesos

Con la importación del aceite de girasol ha pasado lo mismo. Se usa, por ejemplo, en las conservas y en la elaboración de todo tipo de alimentos procesados. Rusia y Ucrania copan el 80% de las exportaciones a todo el mundo y en Cataluña tiene una gran importancia. La subida de los precios de los combustibles también ha afectado a los payeses: “Antes de la guerra de Ucrania ya había unos costes de producción disparados en combustibles: la guerra ha aumentado las necesidades generales para piensos”, explica Vicente.

Ante los costes de producción alimentario “desbocados”, Carles Vicente propone prever “la máxima producción de cereales que pueda generar Europa”. Espera que se pueda salvar “lo máximo posible”. Sin embargo, el aumento del coste de la producción de alimentos afecta a los precios de los productos que los vecinos compran en los mercados y supermercados. La guerra de Ucrania ha llegado tanto al bolsillo como a la sartén.

About Post Author

Mikel Elkoroberezibar

Soy un politólogo vasco con mucha curiosidad. He trabajado de periodista y quiero seguir haciéndolo. Soy muy charlatán, pero lo que más me gusta es escuchar.
Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.