Contorns Entrevista

Talentos que derrumban muros: la lucha de las artistas trans por la igualdad en la cultura

Diversidad y representación son conceptos que van ganando espacio en la lista de prioridades y preocupaciones sociales, y términos como queer o las siglas lgbtqia+ son cada vez menos desconocidas para el público medio. La visibilidad de nuevas orientaciones y sensibilidades al margen de la clasificación binaria y heterosexual está teniendo un impacto en muchos ámbitos, y la cultura no es una excepción: Daniela Vega se convirtió, hace pocos años, en la primera actriz transexual en presentar la gala de los Oscar donde la película en que trabajaba –Una mujer fantástica (2017)- se llevó la estatuilla como mejor película de habla no inglesa; recientemente, la nadadora Lia Thomas ha sido objeto de debate por esa misma condición. Abordamos la situación de estas mujeres de la mano de Alicia de Benito, graduada en farmacia, estudiante de perfumería, modelo y una de las protagonistas del film Sedimentos (2021), cuyo reparto principal está compuesto por mujeres transexuales. 

¿Cómo empieza tu andadura en el mundo del arte y la cultura?

Creo que es algo que viene de siempre, siempre me he sentido atraída hacia el arte y la cultura. Desde muy joven tuve contacto con la música, especialmente el piano, así como con el teatro. A los 17 años creé mi primer perfume, el primero de muchos y del cual hoy tengo una versión premium (jeje) y estoy muy metida en el mundo de los perfumes y las esencias. Cuando eres joven contemplas opciones más convencionales, un poco según lo que espera de ti la sociedad, familia, etc. Luego te analizas, ves que no es con lo que vibras y buscas tú lugar. 

«Cuando eres joven contemplas opciones más convencionales, un poco según lo que espera de ti la sociedad, familia, etc. Luego te analizas, ves que no es con lo que vibras y buscas tú lugar»

¿De dónde surge el proyecto Sedimentos? ¿Qué significa para vosotras como reparto?

Pues todo nace de la mente de Adrián Silvestre, nuestro director. Quería explorar este tema y se puso en contacto con el proyecto I-vaginarium para ponerlo en marcha. Para nosotras significa, ante todo, un testimonio. 

«Para nosotras significa, ante todo, un testimonio»

 ¿Cómo viviste el proceso de selección en particular?

No fue un casting en sí. Éramos un grupo previo que organizábamos eventos, ayudábamos a otras mujeres trans, dábamos charlas, etc. Todo a través de I-vaginarium, como te decía antes. Yo ayudaba en la organización como farmacéutica, hablando en la radio, explicando sobre cirugía, riesgos, higiene… En este grupo había personas que se iban a operar, gente que quería saber más del tema y también artistas por sus propios intereses. Tina Recio es la directora del I-vaginarium, en donde Magdalena Brasas también asistía a menudo. Lena es muy amiga del director. Él tenía un proyecto en mente y así nos contactó. Este duró en total unos cinco años, de los cuales yo estuve presente en los dos últimos. Se empezó con sesiones de teatro de improvisación, visionado de películas que tratasen el tema trans, cortometrajes, etc. La idea era experimentar, entre nosotras, situaciones reales como una visita a la psicóloga o una cita de Tinder. Se trataba de compartir experiencias pasadas y también nuevas formas de enfrentarlas, perder el miedo y disfrutar el proceso. Era doloroso a veces pero sanador a la vez. Empezamos siendo unas catorce o quince chicas y al final quedamos siete u ocho, que somos las que hemos hecho la película. 

Conferencia sobre la situación de las personas trans / Autora: Alicia de Benito

¿Y el avance del proyecto en general, tanto con las compañeras actrices como con el resto de equipos del rodaje?

Fue un proceso muy agradable y de mucho acompañamiento. Me sentí muy vinculada a Magdalena que es un sol y éramos y somos muy buenas amigas. Y también porque el director es increíble, con mucho respeto y muy leal (muy Gryffindor jeje). Realmente le sentíamos como una más de nosotras, ha entendido muchas cosas y lo ha hecho lo mejor posible. Toda la película rezuma cariño y amor aunque tenga escenas muy íntimas. Consiguió crear un ambiente de mucha confianza. 

¿Qué recepción ha tenido el mundo cultural para con vuestra película? ¿Y el público?

La película ha ganado el Premio Especial del Jurado en el Festival de Cine Documental de Thessaloniki, la Mención Especial del Jurado en la Sección Oficial del Outfest de Los Ángeles, el Premio a Mejor Documental en el Festival Cinespaña de Toulouse, el Premio del Público en el Fire de Barcelona y una Mención Especial en Sección Oficial del Queer Lisboa FF. También ha obtenido reconocimiento en Gender Bender Bologna, el Premio de la Crítica Joven. Además, ha pasado por Sección Oficial del Festival de Cine de Málaga, el Vancouver Queer FF de Canadá, Mix Milano, el BFI London Film Festival y la Semana Internacional de Cine de Valladolid, Seminci, en el apartado Castilla y León largo. Además estuvimos en pre-selección para los Goya como documental, fuimos ganadoras de los Premios Feroz de Zaragoza y Espiga Arco Iris en Valladolid. Espero no dejarme nada… ¡Ah, sí! Estamos entre los treinta mejores documentales del 2021 según Filmafinity. La película estará en Filmin a partir del 15 de abril. 

«Además estuvimos en pre-selección para los Goya como documental, fuimos ganadoras de los Premios Feroz de Zaragoza y Espiga Arco Iris en Valladolid»

El director de Sedimentos, Adrián Silvestre, junto a una de las protagonistas. / Autora: Alicia de Benito

¿Sentís que la elección de actrices trans para proyectos cinematográficos es algo muy reciente? ¿Conoces actrices trans que hayan sido elegidas para interpretar a mujeres cis, del mismo modo que durante años mujeres cis han interpretado a personajes femeninos trans?

Sí, sin duda es algo bastante reciente. Por ejemplo, en La chica danesa se cogió como protagonista a Eddie Redmayne, de Animales Fantásticos o La teoría del todo. No conozco casos concretos de mujeres trans que hayan interpretado a mujeres cis en el cine, pero creo o quiero creer que ya hay casos. 

¿Sabéis de otros proyectos o iniciativas cinematográficas que promuevan la visibilidad del colectivo trans?

Sí, es algo que va cogiendo fuerza. Mi vacío y yo, de nuestro director Adrián Silvestre, es un ejemplo. Pero también otros como la serie de La Veneno que tuvo mucho éxito. Y también la nueva versión de Vestidas de Azul, basada en el libro de Valeria Vegas, que es una periodista trans. 

Alicia durante una sesión fotográfica / Autor: Luis Cossio

¿Es la transfobia hoy un problema mayor o menor que hace diez o veinte años? ¿Cuáles han sido vuestras mayores dificultades durante el proceso de rodaje y promoción de la película?

A lo primero… Sí y no, hay más aceptación en algunos ámbitos pero cuanto más visible eres más ataques puedes recibir. Todo depende del cispassing que tengas… Significa que, si pareces una mujer, no tienes enemigos. Si no se te nota que eres trans no lo piensan o no les importa, o no quieren verlo. En mi caso particular ha sido así, lo veo en las impresiones que recibo de personas de mentalidad conservadora y de derechas, que se han mostrado interesadas en mí incluso para una potencial relación afectiva. Pero en España hay mucha transfobia y creciente, tengo compañeras que dicen que se está poniendo la cosa mal. La mente de las personas no cambia tan rápido y venimos de un bagaje político duro, peor al de otros países. Y esas ideologías calan. 

¿Cómo se puede lidiar con esta clase de discriminación?

Intentamos centrarnos en lo positivo. Hemos recibido muy buena respuesta de gente de todo tipo: la película llega a los corazones de todo el mundo y no entiende de idiomas o ideologías, tampoco de pueblos o ciudades. Siempre podemos encontrar gente predispuesta. Creo que la respuesta es lidiar desde el amor aunque no siempre sirva. Si la persona que te odia se ve encendida por algo muy cultural suyo, muy arraigado, no hay vuelta atrás. Puedes combatir una idea pero no una creencia. Puedes infiltrarte desde la cara bonita, poniendo azúcar a la medicina que sabe mal, pero no siempre funciona. 

«Puedes combatir una idea pero no una creencia»

¿Qué papel puede jugar la cultura para evitar la transfobia?

Visibilidad, eso es sin duda lo más importante. El 30 de marzo, por ejemplo, fue el Día Internacional de la Visibilidad Transgénero. Y el 17 de mayo es el Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia. Estos proyectos ayudan a mostrar nuestro testimonio y que se nos pueda conocer y aceptar. 

Bandera del orgullo trans en celeste, rosado y blanco / Autor: Wikipedia

Las entrevistas también pueden dar visibilidad y estoy seguro de que esta no es la primera que te hacen. ¿Qué os suelen preguntar la prensa y los medios? 

Pues muchas veces son preguntas torpes o malintencionadas, buscando el morbo y el estereotipo. También se busca constantemente la comparación con mujeres cis. Un poco en plan: ¿qué se siente al ser “actriz por un día”? Como si todo lo que conseguimos fuese un privilegio, un regalo puntual que se nos permite. Por hacer una comparación, nos tienen como las paralímpicas de la sociedad. ¿Qué les preguntan a ellos? ¿Los Paralímpicos son como las Olimpiadas? Pues no son idénticas, pero son Olimpiadas y tienen su derecho a hacerlas, que puedan practicar un deporte, superarse día a día, disfrutar de su cuerpo, etc. Nosotras somos personas con la necesidad interna de ser quienes queremos ser, estar empoderadas en nosotras. No todo el mundo tiene ese sentimiento de necesitar un cambio físico para representar lo que son. 

En el contexto de concursos de Miss Trans también me han preguntado directamente si me puedo comparar con una mujer. Nos acusan de traer tendencias que las mujeres han querido apartar, porque a algunas nos ven muy sexualizadas. Pero los estereotipos que cumplimos muchas veces son los mismos que los de un concurso de belleza cis. No entienden que no competimos contra esas otras mujeres. Nosotras tenemos que ir contra nuestros propios estereotipos: que si somos prostitutas, operadas o artificiales, con afán de ser la más guapa… Mi reivindicación puede ser que esto no debería existir, pero respetamos que haya mujeres que quieran ser un fetiche para los hombres, ya sean mujeres cis o mujeres trans, pero es una generalización y no creo que sean ni el 100% ni el del 10%. 

Pero queramos lo que queramos, como te decía, una mujer con cispassing lo tiene siempre más fácil tras la transición, aunque cada una debería poder representar, ser y mostrar lo que quiera. Somos una reivindicación de nuestro ser, hemos de pagar unos cambios físicos para poder vernos como somos y expresarnos como somos, pero a la corta y a la larga vale la pena por nosotres y por nuestro alrededor. Y aún así no tiene que ser la Panacea, yo hay días que me encanta verme masculina y me visto Tomboy. Hay mil diversidades en este mundo y esa es la auténtica realidad. 

Muchas gracias, Alicia. Ya para acabar, ¿qué palabras le dedicarías a una mujer trans que desea triunfar en el mundo de la cultura?

Todas necesitamos hablar con referentes, el proceso es complejo y no solo por las hormonas. Es importante hacer familia, hacer piña. Aunque muchas de nosotras acaban perdiendo la etiqueta de trans porque quieren una vida tranquila. Yo he vivido invisibilizada un tiempo: a veces quieres estar por otras cosas, sin activismo, no quieres estar toda la vida luchando. Pero luego vienen otras épocas que te enfadas y sientes que tienes que actuar. El hombre está siempre en este punto de fuerza, más beneficioso. La sociedad machista nos ha creado ese sitio, no lo hemos escogido. No tenemos todas las posibilidades de ser lo que queremos ser. A una chica en esa situación le diría que se exprese, que se visibilice, que diga lo que piensa sin ninguna conexión con lo que nos han dicho hasta ahora. Nadie te tiene que decir lo que eres, podemos disfrutar del sexo totalmente. Tener claro que una cosa es como quieres estar en tu casa, en la calle, en pareja, en tu trabajo, en la cama… Son cosas distintas y no hay un perfil que englobe todo, somos diverses y hay que sentirnos y descubrirnos, porque la sociedad no nos ha dejado hasta el momento en que hemos decidido ser lo que queremos ser. 

«A veces quieres estar por otras cosas, sin activismo, no quieres estar toda la vida luchando. Pero luego vienen otras épocas que te enfadas y sientes que tienes que actuar»

Alicia: actriz, farmacéutica y estudiante de perfumería / Autora: Alicia de Benito

Imagen destacada: Alicia de Benito en la película documental Sedimentos (2021) / Fuente: Sedimentos de Adrián Silvestre
  1. Avatar

    🙂 Molt bé!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *