Noticias

Inicio  >  Noticias > Pascual Ortuño: «El derecho es una herramienta para la convivencia en libertad...

Pascual Ortuño: «El derecho es una herramienta para la convivencia en libertad y con dignidad»

«La docencia universitaria aporta el contacto directo con los jóvenes, con las nuevas ideas; la posibilidad de poner a prueba tus convicciones y de cuestionar tus propias creencias»

«La docencia universitaria aporta el contacto directo con los jóvenes, con las nuevas ideas; la posibilidad de poner a prueba tus convicciones y de cuestionar tus propias creencias»

Pascual Ortuño durante la ponencia que pronunció en el Aula Magna del Edificio Histórico de la UB

Pascual Ortuño durante la ponencia que pronunció en el Aula Magna del Edificio Histórico de la UB

«La defensa de la dignidad de todas las personas es una de las tareas más nobles que pueden realizarse profesionalmente»

«La defensa de la dignidad de todas las personas es una de las tareas más nobles que pueden realizarse profesionalmente»

21/02/2011

Entrevistes

 

José Pascual Ortuño Muñoz ingresó en la carrera judicial en 1990. Ha ejercido como juez en Lleida y Barcelona, compatibilizándolo con la docencia universitaria. Asimismo, ha sido coordinador de las experiencias piloto del Consejo General del Poder Judicial sobre mediación familiar y director general de Derecho y Entidades Jurídicas de la Consejería de Justicia de la Generalitat de Cataluña.

Como docente, se ha dedicado a la formación de jueces y magistrados en la Escuela Judicial Española, escuelas judiciales de Francia y Portugal, el Aula Judicial Iberoamericana y la red de formación judicial europea, y también ha desarrollado su actividad en el ámbito de la cooperación judicial internacional.

Cuenta con numerosos artículos y trabajos publicados en revistas jurídicas y obras colectivas, en los que ha desarrollado, sobre todo, materias de derecho de familia y de menores, derecho procesal y resolución alternativa de conflictos. Actualmente es magistrado de la Audiencia de Barcelona y director de la Escuela Judicial Española. El pasado 1 de febrero visitó la UB para pronunciar la ponencia «El nou llibre del Codi civil català», que organizó el Club de Derecho de Alumni UB.

 

El libro segundo del Código Civil de Cataluña, relativo a la persona y la familia, fue aprobado por el Pleno del Parlamento catalán el 14 de julio de 2010 y ha entrado en vigor a principios de año, en sustitución del Código de familia de 1998. ¿A qué responde esta reforma?
 
Obedece, fundamentalmente, a dos motivos. Por una parte, a la voluntad codificadora del derecho privado de Cataluña que, por su construcción histórica, ha estado disperso en leyes especiales y fragmentadas y, por otra parte, a la necesidad de regular las instituciones del derecho de familia de forma coherente con las necesidades de nuestra época.
 
Algunos aspectos que recoge la reforma han generado polémica. La decisión de regular el reparto de las tareas domésticas en el hogar o la obligación de informar, antes de los 12 años, a los hijos adoptados de que lo son se han considerado una intromisión en la vida personal. ¿Qué diría a las personas que comparten esta opinión? ¿Está justificada?
 
El derecho de la persona y de la familia afecta al núcleo de la vida privada de las personas, pero también al núcleo ideológico del pensamiento. Es el ámbito del derecho en el que existen posturas más radicalizadas, desde la protección al nasciturus hasta la protección del incapaz. En algunos casos, la ley tiene vocación pedagógica y, por ejemplo, la obligación de los dos miembros de la pareja de colaborar en las tareas domésticas no es más que una manifestación del principio de igualdad entre el hombre y la mujer, y es un mensaje claro para las personas que, procedentes de otras culturas, se quieren integrar en nuestra sociedad. Por otra parte, la trasparencia en las adopciones es un principio reconocido universalmente. La polémica ha sido ficticia. Pregunte a cualquier persona que haya sido adoptada y verá que no tiene ninguna duda y que quiere que se respete su derecho a conocer su origen. Es un derecho civil básico.
 
El texto también reconoce, por primera vez, un amplio abanico de familias que van desde las parejas homosexuales a las familias reconstituidas y, por ello, cambia el concepto de progenitores en detrimento del de padres. ¿Cómo afecta esta nueva norma a la concepción de familia tradicional? ¿La nueva ley cambia el modelo de familia?
 
La ley no cambia ningún modelo, se limita a trasladar a la esfera legal el sistema de relaciones que hay en nuestra sociedad y, desde luego, la familia de hoy es una institución abierta que es mucho más rica en matices que la de hace cincuenta años. Nuestra ley ha intentado regular con coherencia estos sistemas de relación, respetando al máximo la dignidad de todas las personas y el pluralismo ideológico. Venimos de una sociedad muy cerrada en la que regía, a este respecto, el pensamiento único y la intolerancia hacia lo que no fuera la verdad oficialmente reconocida. Afortunadamente, aquellos tiempos han pasado a la historia.
 
Seguramente, el tema más debatido de este segundo libro haya sido el de la custodia compartida: la idea de promover la responsabilidad parental compartida hacia los hijos en caso de ruptura de la pareja. ¿Hasta qué punto ponerla en práctica es lo mejor para los hijos?
 
La custodia compartida es el mejor sistema para los hijos, siempre que se den las condiciones para poderla implantar tras la ruptura de la relación de los progenitores. La ley lo que hace es lanzar este mensaje, pero nunca va a imponer una custodia compartida forzosa cuando pueda resultar contraria al interés del menor, pues éste criterio es el prioritario. Lo que ocurre es que en la legislación anterior se partía de la base de que se tenía que entregar al niño a un progenitor y se debía apartar al otro —que sólo tenía un derecho de visitas residual—, y ahora, en cambio, se camina hacia la coparentalidad responsable a pesar de la ruptura. Es lo que aconsejan todos los psicólogos especializados y lo que está funcionando en países de nuestro entorno. La tendencia a borrar o difuminar a uno de los padres en los casos de divorcio es inferir gratuitamente un castigo a los hijos.
 
La nueva ley obliga a las parejas que se separan a presentar un plan de parentalidad, en el cual deben figurar las propuestas de cada progenitor sobre la custodia de los hijos y la participación en su educación. La ley promueve también los acuerdos de divorcio o de separación amistosa. ¿La mediación como forma de resolver los conflictos en las relaciones familiares es la clave?
 
No para todos los casos, pero sí para un número importante de situaciones conflictivas. Está demostrado que el proceso judicial contribuye a distanciar a las parejas y a crear obstáculos insalvables. La metodología de la controversia familiar se ha construido sobre la idea de la culpabilidad de la ruptura y de la necesidad de castigar y reprochar socialmente a quienes atacaban la sagrada institución del matrimonio. Hoy vivimos con normalidad las situaciones de divorcio y hay que buscar fórmulas de entendimiento, por lo que la mediación es el camino que mejor garantiza la salud mental de todos los miembros de la familia.
 
Usted ha compaginado su trabajo como juez y magistrado con la docencia universitaria. ¿Qué le ha aportado el contacto con el mundo universitario en el ejercicio de su profesión?
 
La universidad aporta el contacto directo con los jóvenes, con las nuevas ideas; la posibilidad de poner a prueba tus convicciones y de cuestionar tus propias creencias. Para un juez esto es fundamental, pues tiene que estar al servicio de la ciudadanía.
 
Como director de la Escuela Judicial Española y docente universitario, ha tenido ocasión de tener contacto con las nuevas generaciones de juristas y de profesionales del derecho. ¿Qué le diría a un joven que esté empezando la carrera de Derecho?
 
Que piense que la libertad es tan necesaria para el ser humano como el aire que respiramos, y que la defensa de la dignidad de todas las personas es una de las tareas más nobles que pueden realizarse profesionalmente. El derecho es una herramienta para la convivencia en libertad y con dignidad.
Compártelo en:
| Más |
  • Síguenos:
  • botón para acceder al facebook de la universitat de barcelona
  • botón para acceder al twitter de la universitat de barcelona
  • ??? peu.google.alt ???
  • botón para acceder al youtube de la universitat de barcelona
  • botón para acceder al rss de la universitat de barcelona
Miembro de: Dos Campus de Excelencia Internacional logo del leru - League of European Research Universities logo del bkc - campus excel·lència logo del health universitat de barcelona campus

© Universitat de Barcelona