Noticias

Inicio  >  Noticias > Un estudio confirma el alto valor documental de los doce grabados de Goya conservados...

Un estudio confirma el alto valor documental de los doce grabados de Goya conservados en Vilanova i la Geltrú

<i>Disparate femenino</i>, disparate número 1. Foto: Consejo Comarcal del Garraf

Disparate femenino, disparate número 1. Foto: Consejo Comarcal del Garraf

<i>Bobalicón</i>, disparate número 4. Foto: Consejo Comarcal del Garraf

Bobalicón, disparate número 4. Foto: Consejo Comarcal del Garraf

<i>Modo de volar</i>, disparate número 13. Foto: Consejo Comarcal del Garraf

Modo de volar, disparate número 13. Foto: Consejo Comarcal del Garraf

31/01/2013

Los doce grabados atribuidos a Francisco de Goya (1746-1828) que se conservan en la Masia d’en Cabanyes, en Vilanova i la Geltrú (Garraf), son auténticos y, además, excepcionales, según un estudio que ha llevado a cabo la catedrática de Pintura y Grabado de la Facultad de Bellas Artes de la UB M. Rosa Vives. Corresponden a pruebas de imprenta que se hicieron antes de la primera edición de la serie Los Disparates del artista aragonés, a mediados del siglo XIX, y presentan algunos detalles inéditos.

 
El Consejo Comarcal del Garraf abrió el pasado octubre «una línea de trabajo vinculada a la investigación» para determinar la autenticidad de unos grabados enmarcados por parejas, de 22 por 32 centímetros, que forman parte del legado que la familia del poeta Manuel de Cabanyes (1808-1833) dejó en la finca familiar. Ya en los primeros análisis, Vives comprobó la buena calidad del papel y de la tinta, de color negro, y confirmó una «espléndida impresión». Durante los tres meses que ha durado la investigación, Vives ha estudiado, documentado y analizado detalladamente las doce estampas «desde todos los puntos de vista determinantes: documentales, comparativos y comprobables, en las vertientes histórica, formal, técnica y material». De este modo, ha logrado autentificar y catalogar los grabados.
 
La investigación confirma que el conjunto de estampas presenta características comunes de tinta y papel, y su formato, con los márgenes cortados, también es uniforme. Otra característica que las hace singulares son los retoques en temple blanco en lugares muy concretos del papel para realzar los puntos de luz. Todos estos aspectos indican que pertenecen a un mismo tiraje. También se cree que podrían haber sido colgadas directamente en la pared como modelo en el taller en elque se hizo el trabajo de edición. Cronológicamente, se sitúan entre 1848 y 1863, aunque Vives apunta que es muy difícil determinar la fecha exacta: la falta de márgenes —recortados— impide ver la marca de agua, el número de serie y la fecha de la calcografía.
 
La conclusión principal del trabajo indica que son «pruebas póstumas de ensayo, antes del primer tiraje», es decir, pruebas que se hicieron para poder ajustar tintas y papeles antes de la impresión definitiva. Son, pues, obras únicas por «el alto valor documental que aporta su rareza», ya que no se conocen pruebas de ensayo como estas. Además, «ayudan a conocer la obra gráfica de Goya», al mismo tiempo que incrementan el patrimonio artístico y cultural del país.
 
La serie ‘Los Disparates’
 
Las estampas conservadas en la Masia d’en Cabanyes forman parte de una serie de veintidós grabados denominada Los Disparates, la última que el pintor aragonés elaboró ​​antes de exiliarse a Francia y que, según algunos expertos, podría ser una serie inacabada. La Real Academia de San Fernando elaboro la primera tirada de los grabados en 1864 y, por ello, se considera que las pruebas de ensayo son anteriores a esta fecha.
 
Según apunta Vives, iconográficamente son difíciles de catalogar, ya que no tenemos ningún documento escrito en el que Goya explique qué significa esta serie, salvo los títulos manuscritos: todos ellos comienzan con la palabra disparate, de ahí el nombre que da a la serie. La primera edición, sin embargo, se publicó con el título Los proverbios, ya que se pensó que las imágenes hacían referencia a proverbios. En cuanto a la técnica, la autora del estudio explica que se trata del aguafuerte y la aguatinta.
 
El legado de la familia Cabanyes
 
Las piezas formaban parte de la colección pictórica de la familia Cabanyes, algunas se exhibían en la biblioteca de la Masía y otros se conservaban en los almacenes. Sobre cómo llegaron estas obras a la Masía, no se tienen datos concretos, pero existe la hipótesis de que Joaquim de Cabanyes las podría haber adquirido en uno de sus desplazamientos a Madrid. El hallazgo de un recorte del diario La Vanguardia de 1895 debajo de uno de los grabados enmarcados hace pensar que en esa fecha las piezas ya estaban enmarcadas y posiblemente en la Masía.
 

La catalogación de las doce estampas ha podido llevarse a cabo gracias a la subvención que el Consejo Comarcal del Garraf ha recibido de la Obra Social de Caixa Penedès, que permitirá, también, restaurarlas antes de su exhibición pública en el Centro de Interpretación del Romanticismo Manuel de Cabanyes, situado en la misma masía.

 

 

Compártelo en:
| Más |
  • Síguenos:
  • botón para acceder al facebook de la universitat de barcelona
  • botón para acceder al twitter de la universitat de barcelona
  • ??? peu.google.alt ???
  • botón para acceder al youtube de la universitat de barcelona
  • botón para acceder al rss de la universitat de barcelona
Miembro de: Dos Campus de Excelencia Internacional logo del leru - League of European Research Universities logo del bkc - campus excel·lència logo del health universitat de barcelona campus

© Universitat de Barcelona