Noticias
Inicio  >  Noticias > Manícula: ¿qué se oculta tras la edición de un texto medieval?

Manícula: ¿qué se oculta tras la edición de un texto medieval?

El término 'manícula' equivale a la palabra Nota o Nota bene

El término 'manícula' equivale a la palabra Nota o Nota bene

Muestras de los garabatos antirobos descubiertos en la Biblioteca Histórica, Universidad Complutense, ms. 207, f. 1

Muestras de los garabatos antirobos descubiertos en la Biblioteca Histórica, Universidad Complutense, ms. 207, f. 1

10/07/2018

Cultura

Los textos medievales llegan a nuestras manos gracias a la labor de los editores, que los adaptan para los distintos lectores actualizando el lenguaje o conformando un corpus teórico que especifique la terminología o las referencias contextuales empleadas en el texto original.

Manícula es un proyecto de divulgación de la investigación y la docencia editorial que acaba de ver la luz con el lanzamiento de la web desde la que se difundirá la información que genera la tarea del área de medieval del Departamento de Filología Catalana y Lingüística General de la UB, con la colaboración de la editorial Barcino, especializada en textos medievales catalanes. El objetivo del proyecto es transmitir los conocimientos de la investigación y compartir el gusto por descubrir curiosidades, anécdotas y dificultades del proceso editorial.

La edición de un texto cambia según el público objetivo al que se dirige, y puede tener una duración de varios meses, o años, dependiendo del número de manuscritos existentes, el tipo de edición, etc. Durante todo ese tiempo en que los editores trabajan con los textos, a menudo realizan pequeños descubrimientos lingüísticos o históricos, los cuales, hasta ahora, quedaban como mera curiosidad entre los miembros del equipo editorial. Con Manícula: taller de edición y anotación de textos se quiere abrir las puertas del mundo editorial y mostrar qué es y cómo funciona un taller editorial y de anotación de textos medievales, así como compartir con todos las curiosidades que se van descubriendo.

Uno de los directores del proyecto, Albert Soler, profesor de Literatura Catalana Medieval de la UB y miembro del Centro de Documentación Ramon Llull, explica, por ejemplo, que recientemente descubrieron por qué muchos manuscritos medievales llevaban unos garabatos en algunas páginas. Soler cuenta que, a partir de una visita a la biblioteca del Colegio Mayor de San Ildefonso de Madrid para consultar unos manuscritos de Ramon Llull, la directora del proyecto de catalogación, Elisa Ruiz García, les aclaró que dichas marcas eran unas firmas que realizaban los bibliotecarios de comienzos del siglo XVII para evitar robos y controlar los libros de que disponían. Este hallazgo es uno de los ejemplos que se pueden encontrar en la web de Manícula bajo el nombre de Píndoles, y que pueden acompañarse de imágenes o gráficos representativos.

Manícula quiere mostrar qué sucede durante el proceso de edición y adaptación de un texto medieval, y para ello se ha creado una plataforma en línea desde la que se difunden estos hallazgos y las anotaciones que se van creando o actualizando para varios textos medievales. Según explican algunos de sus miembros, el proyecto pretende romper con el tópico de que el filólogo es una «ratita de biblioteca» que no se sabe muy bien qué hace, para dar a conocer el proceso de edición hasta la publicación del texto con una edición concreta.

Anna Fernàndez Clot, miembro de Manícula, detalla que un proceso editorial consiste en que, a partir de un texto antiguo y sus diversos manuscritos, se configure un único texto que se aproxime al original lo máximo posible. Este texto se puede editar de diversas maneras en función del público al que se dirija, se puede regularizar ortográficamente o no, y se puede hacer más fácilmente comprensible a partir de las notas. Según Fernàndez, los editores trabajan como arqueólogos del texto, ya que reconstruyen su historia a partir de pequeñas muestras.

Las notas sirven para aclarar elementos del texto tanto de carácter lingüístico como histórico, y desde Manícula se elaboran de forma colaborativa, a través de una interfaz en línea en la que trabajan filólogos del Centro de Documentación Ramon Llull, miembros de la editorial Barcino y estudiantes de grado y máster de la Facultad de Filología de la UB. Como rasgo distintivo respecto a las ya existentes notas en papel, desde Manícula destacan la inmediatez de la publicación de las anotaciones de los textos, que aparecen al ritmo que se van creando y, por tanto, se pueden conocer antes de la edición final de la obra. También se publican ampliaciones de la información con elementos gráficos que representan los aspectos explicados.

Manícula se abrió al público el pasado mayo y, hasta ahora, en la web se puede encontrar, sobre todo, el trabajo editorial y de anotación de la obra de Ramon Llull Romanç d’Evast i Blaquerna, entre otros pequeños hallazgos en textos con los que se está trabajando al mismo tiempo. Además de la publicación de notas y hallazgos curiosos, desde Manícula también se difundirán las novedades editoriales de textos medievales, así como explicaciones sobre cómo funciona un taller editorial.

El proyecto de Manícula se presentó en el IV Encuentro de Divulgadores Científicos de la Universidad de Barcelona. Albert Soler, codirector del proyecto junto con Joan Santanach, explicó brevemente en qué consiste la iniciativa en este vídeo.

Web de Manícula

 

 

Compártelo en:
| Más |
  • Síguenos:
  • botón para acceder al facebook de la universitat de barcelona
  • botón para acceder al twitter de la universitat de barcelona
  • Botón para acceder al Instagram de la Universitat de Barcelona
  • Botón para acceder al Linkedin de la Universitat de Barcelona
  • botón para acceder al youtube de la universitat de barcelona
  • Botón para acceder al Google+ de la Universitat de Barcelona
  • ??? peu.flickr.alt ???
Miembro de la Reconocimiento internacional de la excelencia HR Excellence in Research logo del leru - League of European Research Universities logo del bkc - campus excel·lència logo del health universitat de barcelona campus

© Universitat de Barcelona