Skip to main content
Ya estás en la universidad

Ya estás en la universidad

Hablamos con nuevo alumnado del curso 2022-2023

La UB es, un año más, la universidad catalana más solicitada en primera opción por quienes iniciarán los estudios superiores el próximo curso. El inicio de un grado universitario representa, en muchos casos, la oportunidad de seguir una vocación, después de años de esfuerzo y superación de las dificultades más diversas. Hablamos con cuatro nuevos estudiantes de la Universidad de Barcelona, ​​que nos cuentan su camino hasta aquí y sus expectativas con esta nueva etapa.

«Desde pequeño, quiero ser médico. En la Universidad quiero hacer realidad mi sueño»

Por favor acepta las galletas de marketing para ver este video.


«Muchas veces, he llegado a casa después de un partido y he tenido que ponerme a estudiar. O he tenido que estudiar durante los trayectos en coche. Es complicado, tienes que sacrificarte, pero al final juego al hockey porque es lo que me gusta». Lo explica Laia Juan, que empezará Historia el próximo curso y que está incluida en el programa Tutoresport UB, dirigido a deportistas de alto nivel. Juega en el Club Palau de Plegamans: «Estoy en la Ok Liga Iberdrola, la máxima categoría de la liga española. Llevamos dos años siendo campeonas tanto en esta liga como en la máxima competición en Europa». Ahora Laia tendrá que compaginar las exigencias del deporte con el estudio de la historia: «Creo que no podemos comprender un futuro o un presente sin tener conciencia y conocimiento del pasado».

Jonatan Sven Torokovas llega al grado en Medicina, que cursará en el Campus Bellvitge, después de una larga trayectoria de lucha y superación de obstáculos. Y es que tiene epilepsia refractaria, enfermedad por la que a menudo ha sufrido desatención y rechazo. «Soy tan válido como cualquier otra persona, la enfermedad no debería ser un condicionante ni una barrera», afirma. «Socialmente, queda mucho trabajo por hacer para que la inclusión sea una realidad. Deberíamos trabajar conjuntamente para realizar y ver cambios a corto y a largo plazo», reivindica. Y concluye: «Desde pequeño, quiero ser médico. En la Universidad quiero hacer realidad mi sueño».

Hermes Schiavon también tenía clara su vocación, en este caso por las bellas artes. Obtuvo una nota de acceso a la universidad de más de 13 puntos, una puntuación excepcionalmente alta. Por tanto, ha podido escoger sin problema qué quería estudiar. «Realmente no recuerdo un momento en el que no me haya gustado dibujar, lo he hecho siempre. Ya desde pequeño, tanto yo como mis padres teníamos la idea de que iría a la universidad para estudiar Bellas Artes», explica. En Instagram es @hehermes y publica algunos de sus dibujos. Reconoce que sacó tan buena nota en las PAU porque tiene mucha facilidad para memorizar: «Todavía podría haberlo hecho mejor si no hubiera estado tan estresado».

Mariangela Diaz, nacida en Venezuela, estudió en ese país hasta comenzada la ESO, cuando se trasladó a Barcelona con su familia. Ya aquí, cursó el bachillerato científico: «En ese momento, solo sabía algo: que me gustaban las ciencias». En septiembre empezará Ingeniería de Materiales. Afirma: «Hoy en día, aunque todavía haya desigualdad entre hombres y mujeres, todos tenemos la oportunidad de estudiar lo que nos gusta sin importar el género. Lo veo reflejado en mi familia, en la que hay más de una mujer ingeniera, por lo que para mí la rama de la ingeniería no se asocia a ningún género».

Laia Juan en el Servicio de Deportes de la UB.
Jonatan Sven Torokovas en una aula del Campus Bellitge.
Hermes Schiavon en la Facultad de Bellas Artes.
Mariangela Diaz en un laboratorio de la Facultad de Química.