Noticias
Inicio  >  Noticias > Carles Castell: «No podemos tener desarrollo sin conservación»

Carles Castell: «No podemos tener desarrollo sin conservación»

Carles Castell, jefe de la Oficina Técnica de Planificación y Análisis Territorial de la Diputación de Barcelona.

Carles Castell, jefe de la Oficina Técnica de Planificación y Análisis Territorial de la Diputación de Barcelona.

«Esto se debe explicar bien a la sociedad: no podemos tener desarrollo sin conservación».

«Esto se debe explicar bien a la sociedad: no podemos tener desarrollo sin conservación».

«No podremos llevar a cabo tareas de conservación si la sociedad no ve en ello un elemento de progreso y de futuro».

«No podremos llevar a cabo tareas de conservación si la sociedad no ve en ello un elemento de progreso y de futuro».

08/08/2011

Institucional

Las tendencias actuales en planificación y gestión de los espacios libres muestran cada vez más la necesidad de una ordenación territorial basada en la concepción del territorio como un sistema en el que cada pieza tiene su función. Ésta es una de las principales ideas de la conferencia que impartió en la UB, en el mes de mayo, el biólogo Carles Castell, jefe de la Oficina Técnica de Planificación y Análisis Territorial de la Diputación de Barcelona, ​a instancias de la Facultad de Biología y del Instituto de Investigación de la Biodiversidad de la UB (IRBio).

Carles Castell Puig es doctor en Biología, especializado en Ecología, por la UAB y tiene los másteres de Gestión Ambiental en el Mundo Rural y de Función Directiva, por la misma universidad. Durante diez años, trabajó como investigador en el Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales (CREAF), donde desarrolló varios proyectos de investigación sobre la dinámica de los ecosistemas terrestres mediterráneos y, en especial, sobre la respuesta de estos ecosistemas a las perturbaciones. Fruto de ello, ha publicado numerosos artículos científicos y de divulgación. Desde el año 1994, trabaja en el Área de Espacios Naturales de la Diputación de Barcelona, ​​donde ha llevado a cabo programas de investigación y de seguimiento de la gestión de parques naturales y, en los últimos tiempos, de la planificación de espacios protegidos. Actualmente, está al frente de la Oficina Técnica de Planificación y Análisis Territorial y desde este cargo desarrolla proyectos de análisis y planificación de espacios naturales, tanto a escala local como regional. También es secretario tesorero de la sección española de la Federación Europea de Parques Nacionales y Naturales (EUROPARC-España) y profesor de diversos programas de máster y cursos de posgrado.

 
En la gestión territorial y en la conservación de los espacios naturales, ¿qué retos se deben afrontar para armonizar los valores naturales, económicos y sociales del territorio en Cataluña?
 
El principal desafío con el que nos encontramos ahora es lograr un marco de concertación en el que estén de acuerdo todos los agentes que actúan sobre el territorio. Debemos rehuir, cada vez más, de un modelo de gestión sectorial y única porque, de este modo, la gestión siempre será sesgada e incompleta. Debemos encontrar nuevas fórmulas de concertación, públicas y público-privadas, para trabajar todos a una, a partir de un proyecto común y consensuado, en el que se hayan definido las máximas potencialidades de cada pieza del territorio. Es la única forma de garantizar que los esfuerzos vayan hacia donde deben ir. En gestión de espacios naturales, estamos hartos de oír que faltan recursos para la conservación, mientras que, al mismo tiempo, a menudo se invierte dinero público en llevar a cabo actuaciones que incluso van en contra de los objetivos de los espacios protegidos. Sólo hay una solución: ponernos de acuerdo en una hoja de ruta y entre todos hacer un buen uso de los recursos disponibles y de la capacidad técnica de gestión para salir adelante.
 
¿Cuáles son las particularidades de la gestión territorial en el ámbito mediterráneo?
 
El Mediterráneo tiene un patrimonio natural de primer orden; por algo aparece señalado en todos los mapas de puntos calientes de biodiversidad (biodiversity hotspots). Estamos ante un territorio muy rico y diverso, lo cual hace que sea un lugar muy interesante para la gestión y nuestra responsabilidad es muy grande. Además, es un territorio muy transformado por la mano del hombre, desde hace milenios, con muchos valores naturales ligados a prácticas ancestrales que han modelado el paisaje que tenemos hoy en día, y donde todos los procesos están muy imbricados: los ciclos vitales de las especies, los flujos ecológicos, la gestión antrópica, etc.
 
Es también una zona de frontera, muy sensible a los efectos del cambio climático. Es un marco absolutamente cambiante, que se transforma a una velocidad impresionante. Debemos responder al desafío de la conservación desde una visión global y de modo integrado con las personas. Y no hablamos sólo de parques nacionales remotos, sino de los valores de conservación vinculados a los cultivos, a la gestión forestal y al uso de los recursos naturales. A los gestores del territorio nos toca sentarnos en una mesa y trabajar en la misma dirección, para que la gente no vea la conservación como un freno al bienestar y a la calidad de vida, sino como un valor absolutamente imprescindible para el desarrollo racional.
 
¿Cuál es el futuro de la conservación de los parques naturales de la Diputación de Barcelona y, al mismo tiempo, de la de la biodiversidad en las comarcas barcelonesas?
 
Ahora mismo, tenemos el gran reto de integrar los parques en el territorio, es decir, de hacer que nuestra capacidad de incidir en el territorio no se quede sólo en la raya que delimita los espacios protegidos. Los sistemas naturales no entienden de fronteras. Por ello, y aún más en tiempos de crisis económica, se debe ir más allá, buscar colaboraciones y complicidades e integrar estos sistemas naturales en el conjunto de la sociedad. Se deben acercar los parques a la sociedad, que la gente los conozca y los sienta como suyos. Los parques son nuestros aliados, no una barrera para nuestras aspiraciones. Conservación y desarrollo no son aspectos antitéticos, sino al contrario. Esto se debe explicar bien a la sociedad: no podemos tener desarrollo sin conservación.
 
A menudo, nos hemos quedado en el discurso único del parque, en lo importante que es un espacio protegido, sin trascender en un discurso más global. El modelo de los parques debería ayudar a transmitir estos valores de planificación y de gestión de los sistemas naturales con coherencia. No podremos llevar a cabo tareas de conservación si la sociedad no ve en ello un elemento de progreso y de futuro. Se debe hacer un esfuerzo entre todos para no caer en la demagogia de decir que los parques —o la conservación en general— son un freno al desarrollo. Hay numerosos trabajos de carácter social y económico que muestran la riqueza, también en términos monetarios, que se deriva directamente de la conservación y del uso racional del patrimonio natural.
 
¿Qué tipo de proyectos impulsa la Oficina Técnica de Planificación y Análisis Territorial?
 
Trabajamos en proyectos en los que la conservación, el uso público y el desarrollo socioeconómico están muy imbricados. En el ámbito de la conservación, hay muchos proyectos de intervención sobre el medio natural para la mejora de hábitats, la recuperación de especies, la gestión forestal, etc. Más allá de lo que sería una protección pasiva —primer nivel de actuación—, actuamos directamente sobre el territorio, identificando áreas donde es necesario intervenir para mejorar el estado de conservación de un río, un bosque o un espacio abierto. Aquí se añade otra vertiente: la conservación del patrimonio cultural. Un ejemplo sería la restauración del monasterio de Sant Llorenç del Munt o del castillo de Montesquiu.
 
También se llevan a cabo proyectos de carácter socioeconómico, más pensados ​​para la gente que vive en los parques: infraestructuras para mejorar la calidad de vida en el territorio, subvenciones para determinadas actividades, etc. Asimismo, se debe incluir la ordenación del uso público, es decir, de los visitantes. En nuestros parques, por la proximidad al área metropolitana, hay un gran flujo de visitantes y hay que adecuar sus instalaciones: centros de atención e información, aparcamientos, exposiciones, itinerarios señalizados; hay que hacer publicaciones, etc. Todo ello exige una gestión muy intensa para que el visitante se lleve una experiencia agradable e interesante de la visita y que, al mismo tiempo, su impacto sobre el medio natural sea mínimo. Finalmente, en los parques también impulsamos actuaciones de carácter más cultural, vinculadas a actividades para escuelas o para el público en general, de promoción de los productos locales en los restaurantes de la zona, etc.
 
¿En qué consiste el Sistema de información territorial de la Red de Espacios Libres de la provincia de Barcelona (SITxell)?
 
El SITxell es un sistema que nos ha dado una visión global del territorio para definir prioridades de actuación en los espacios naturales. Nos ha revelado, por ejemplo, algunas áreas de interés fuera de la red de los parques y hemos podido incidir en áreas sin protección, pero muy valiosas. Esto ha facilitado que los municipios puedan asumir su grado de responsabilidad en estas áreas, complementando las acciones de la Diputación o de la Generalitat. Después, los parques deben trabajar a una escala diferente, con más detalle. Por ejemplo, uno de los ejes de actuación es la estrategia de conservación de la Red de Parques Naturales. A partir de un diagnóstico con expertos de diversas disciplinas, se ha elaborado un listado de cerca de 1.400 elementos de interés para la conservación, de los cuales unos 150 son prioritarios. Saber que en nuestra red tenemos unas especies muy valiosas nos ayuda a priorizar los proyectos y a actuar para mejorar los hábitats.

¿Qué puede aportar la universidad, y en este caso la UB, a la conservación de la biodiversidad?
 
En nuestro caso, todo. Desde el mundo de la planificación y de la gestión de los espacios naturales no tiene ningún sentido buscar una información que probablemente ya existe en el mundo de la universidad. Y si no existe, los que pueden obtenerla más fácilmente son los expertos de la universidad. La base del trabajo del SITxell son los convenios con los expertos del entorno universitario, son el puente entre el mundo de la administración, la investigación universitaria y la gestión de la conservación. En nuestros proyectos, colaboramos con un equipo formado por los profesores de la UB Jordi Carreras, del Departamento de Biología Vegetal, para temas de geobotánica, flora y vegetación; Joan Real, del Departamento de Biología Animal, para la conservación del águila perdicera; y Maria Rieradevall y Narcís Prat, del Departamento de Ecología, para los estudios sobre espacios fluviales. También trabajamos con expertos del CREAF para cuestiones forestales y de ecología del paisaje, entre otros.
 
¿En qué aspectos clave debería incidirse para mejorar la gestión de la conservación de los espacios naturales en Cataluña?
 
En primer lugar, desde la Administración pública, se debería entender que la gestión de los espacios naturales es un aspecto transversal. Todo el mundo debe asumir su parte de responsabilidad, sumar esfuerzos en un proyecto común, y que cada parte actúe de acuerdo con sus competencias y los recursos existentes. En segundo lugar, debemos ser capaces de explicar a la sociedad que no estamos hablando de conservar sólo un endemismo o un proceso ecológico: estamos hablando de nuestra calidad de vida, de nuestro bienestar, de gestionar adecuadamente nuestro entorno más cercano. Todo esto implica mucho más que conservar un fantástico parque natural que visitamos una vez cada cinco años. Por ello, es obvio que necesitamos la complicidad de la sociedad. Sólo si la gente ve el espacio natural como algo suyo se podrá implicar, defender un modelo coherente y reclamar a la Administración que dedique los esfuerzos necesarios.
 
 
Compártelo en:
| Más |
  • Síguenos:
  • botón para acceder al facebook de la universitat de barcelona
  • botón para acceder al twitter de la universitat de barcelona
  • Botón para acceder al Instagram de la Universitat de Barcelona
  • Botón para acceder al Linkedin de la Universitat de Barcelona
  • botón para acceder al youtube de la universitat de barcelona
  • Botón para acceder al Google+ de la Universitat de Barcelona
  • ??? peu.flickr.alt ???
Miembro de la Reconocimiento internacional de la excelencia HR Excellence in Research logo del leru - League of European Research Universities logo del bkc - campus excel·lència logo del health universitat de barcelona campus

© Universitat de Barcelona