Noticias

Inicio  >  Noticias > ‘Som per mirar’, homenaje a Carles Miralles

‘Som per mirar’, homenaje a Carles Miralles

Carles Miralles es catedrático de Filología Griega de la Universidad de Barcelona.

Carles Miralles es catedrático de Filología Griega de la Universidad de Barcelona.

29/09/2014

Cultura

El martes 30 de septiembre, a las 18.30 h, el Aula Magna del Edificio Histórico de la UB (Gran Via, 585) acogerá la presentación de dos volúmenes de homenaje al catedrático de Filología Griega Carles Miralles. Publicados con motivo de su jubilación, ambos son un reconocimiento a su tarea docente y su trayectoria académica y humana. Con el título Som per mirar, el primero está coordinado por Eulàlia Vintró, Francesca Mestre y Pilar Gómez, mientras que el segundo está al cuidado de Montserrat Jufresa, Carles Garriga y Eulàlia Miralles. La presentación correrá a cargo de los profesores Joan Martí (URV) y Pau Gilabert (UB).

Miralles trasciende la figura del profesor universitario. Autor de una obra extensa y variada que responde a sus intereses de filólogo y escritor, se ha movido con naturalidad y sabiduría por épocas diversas, desde las más antiguas a las más cercanas; ha recorrido lenguas y culturas diferentes, y ha estudiado y cultivado géneros de todo tipo, tanto en verso como en prosa. Miralles es un hombre de letras, un humanista. Dentro de este amplio abanico, los puntales históricos que mejor definen su trabajo son la época arcaica y clásica del mundo griego, así como la contemporaneidad catalana; entre las lenguas, igualmente dos, el griego antiguo y el catalán; y en cuanto a los géneros, sobre todo uno, la poesía, que también ha cultivado en el terreno de la creación personal. Así, Miralles es un profundo conocedor de la poesía griega arcaica y clásica —la épica, las diferentes modalidades de lírica, la tragedia—, y también un estudioso de algunos de los poetas catalanes más importantes del siglo XX —Riba, Foix, Espriu—, sobre los que ha escrito trabajos de referencia obligada. Los dos volúmenes publicados se ocupan, respectivamente, de estas dos vertientes de sus intereses; aunque no entran en su producción poética, un aspecto que queda fuera del ámbito universitario, si bien es difícil delimitar las fronteras de unos quehaceres que, al fin y al cabo, son igualmente humanísticos.

«Som per mirar» es la fórmula con que Carles Riba comienza el segundo terceto de su soneto «Diana als jardins», perteneciente a Salvatge cor. La expresión cobra sentido en una apelación a la diosa en la que el poeta dice: «el misteri / és que tu ets i nosaltres només / vivim». Diana es naturaleza que se sabe ella misma. Los humanos, en cambio, tenemos que mirar para saber, «som per mirar». Esta es la condición humana: la filología es el arte de hacerlo conscientemente; la poesía, el de vivirlo sabiamente. De aquí viene la elección del título Som per mirar para los dos volúmenes.

El primero reúne quince contribuciones de reconocidos helenistas, todos ellos colegas y amigos de Miralles. Los temas que se tratan son ideas, intereses y orientaciones caros al homenajeado: lecturas de Homero, de Hesíodo y de líricos arcaicos —Alcmán, Safo, Teognis—, cuatro aproximaciones a Esquilo y, de la época helenística, cuestiones de poética y de definición del género épico. El volumen acaba con estudios sobre varios testimonios más tardíos —Plutarco, Ateneo, Pausanias— sobre el mundo arcaico y clásico, y con una muestra de poesía en papiros mágicos. En conjunto, se trata de un espléndido recorrido por la cultura griega y los mecanismos de su poesía.

El segundo volumen, más heterogéneo en temática y orientación, incluye las colaboraciones de reputados profesores, escritores y críticos que han atendido a hechos literarios y gustos compartidos con Miralles. Se pueden leer aportaciones que tratan de T. S. Eliot a Mercè Rodoreda, de Ramon Llull a Josep Carner o, incluso, de una compilación de aforismos a un análisis de crítica estrictamente filológica aplicado a la literatura catalana. Todos los autores, no obstante, han querido presentar una visión fundamentada en el principio de reconocerse en la literatura como punto de partida y horizonte.

Carles Miralles (Barcelona, 1944), se dio a conocer en 1965 con La terra humida, y en 1967 ganó el Premio Salvat-Papasseit con On m’he fet home. No volvió a publicar hasta 1981, año en que apareció Camí dels arbres i de tu y Per fi la tortuga. En 1990 vio la luz La mà de l’arquer, que obtuvo el Premio Nacional de Poesía, y en 1995, La ciutat dels plàtans. En el volumen D’aspra dolcesa. Poesia 1963-2001, publicado en 2002, Miralles reunió y revisó su obra poética. En 2010 recibió el Premio de la Crítica en lengua catalana con L’ombra dels dies roja (2009). Es autor, también, de la obra narrativa Escrit a la finestra. Como filólogo ha publicado Lectura de les «Elegies de Bierville» de Carles Riba (1978, Premio IEC – Josep Carner en 1980), Sobre Foix (1993, Premio Crítica Serra d’Or de Literatura y Ensayo en 1994), Homer (2005), Sobre Riba (2007) y Sobre Espriu (2013). Ha traducido al catalán obras de Jenofonte y Herodoto, y ha estado al cuidado de la introducción y la edición de las tragedias de Eurípides y Sófocles. Asimismo, ha participado en la redacción de la Història de la literatura catalana de Ariel y ha sido colaborador habitual en el diari Avui, y en las publicaciones Ítaca, El Pont, Serra d’Or, Els Marges, Faventia, Reduccions, Nous Horitzons, Quimera y Arbor. Es miembro de la Sección Filológica del Instituto de Estudios Catalanes y presidente de la Sociedad Catalana de Estudios Clásicos.

Compártelo en:
| Más |
  • Síguenos:
  • botón para acceder al facebook de la universitat de barcelona
  • botón para acceder al twitter de la universitat de barcelona
  • ??? peu.google.alt ???
  • botón para acceder al youtube de la universitat de barcelona
  • botón para acceder al rss de la universitat de barcelona
Miembro de: Dos Campus de Excelencia Internacional logo del leru - League of European Research Universities logo del bkc - campus excel·lència logo del health universitat de barcelona campus

© Universitat de Barcelona