LAS NUBES

Fue a principios de la década de los dos mil cuando, en la Facultad de Filosofía de la Universidad de Barcelona y en el seno del antiguo Departamento de Antropología, Historia de la Filosofía, Filosofía de la Cultura y Estética, uno de sus profesores, el doctor Enrique Lynch tiene la idea, junto a Elisenda Julibert, de formar un seminario. El nombre se le ocurre a la, por aquel entonces, joven alumna de la facultad, inspirándose en al obra de Aristófanes. Por su parte, el doctor Lynch recluta entre sus alumnos a aquellos que han destacado en estética, su asignatura de final de licenciatura. Así nace, Las Nubes, revista de filosofía, arte y literatura.

El primer grupo de Las Nubes lo componen el propio Enrique Lynch, Elisenda Julibert, Antonio Guitérrez Vara, Socorro Giménez y Gonzalo Torné de la Guardia (que se convertiría en un célebre escritor, cuando en el 2010 publicara Hilos de sangre).

Pero Las Nubes no nace, en realidad, como revista. Su primero número vería la luz en 2004, con un monográfico sobre Clément Rosset. Sus primera acción, como decíamos, fue confeccionar el seminario; un lugar de encuentro dialéctico en el que tratar autores y temas previamente pactados por el grupo, con el fin de hacer juntos un recorrido que culminase, eso sí, con un artículo individual, que también es puesto en común entre los miembros, que coloquialmente nos concedemos el nombre de nubos.

Las Nubes vivió en ese década una buena producción de números, nueve en total, donde el grupo fue variando de colaboradores. Entraron Begoña Rúa Zarauza, Anabel Cristóbal Amorós, Santiago Espinosa y Juan Manuel Reyes Massiel, entre otros. La producción ensayística y crítica de la revista se consolida y contribuye cada vez más a la difusión de temas tan dispares y autores tan diversos, como se puede comprobar en nuestro Archivo. Se va dotando de contenido el apartado de Critica, donde los miembros del seminario y algunos colaboradores puntuales se acercan a presentar sus reseñas, una forma de reconocer a Las Nubes como un foro donde poder expresar las inquietudes que surgen en el ámbito que nos es propio, el pensamiento contemporáneo.

La segunda década del siglo XXI, encuentra al seminario con todos sus miembros originales renovados. Se ha incorporado Pepa Medina (1954-2019), psicoanalista y Jordi Vernis, historiador del arte, licenciado en filosofía y actual miembro de Las Nubes. Se renueva la cara de la web, con la ayuda de Carlos Yannuzzi, y se dinamiza la sección el Nubarrón; que para entonces ya cuenta con casi un millar de reflexiones breves, a veces bruscas, como la actitud de esa nube negra que descarga su furia de manera repentina o que amenaza con ello. El nubarrón es el mejor medio para que Enrique Lynch reflexione con ligereza y precisión de las más variopintas cuestiones, lo que inspira y anima a los colaboradores habituales a participar en el «blog» de Las Nubes. Este formato ha permitido discutir y dialogar las ideas también públicamente. De su ingente cantidad de «nubarrones», Enrique Lynch publicó en 2014 un libro en editorial Comba, titulado sucintamente Nubarrones.

A final de esta década nos dejan consecutivamente Pepa Medina, a los sesenta y cinco años, y el profesor Enrique Lynch, un año después, a los setenta y tres. Las Nubes se convierte así en su legado y quedará en esta era digital su memoria escrita.

El actual grupo de Las Nubes está capitaneado por el profesor Gonçal Mayos Solsona, doctor en filosofía y director de Open Network for Postdisciplinarity and Macrophilosophy, co-director del grupo internacional de investigación Cultura, Historia y Estado. En este nuevo período, hemos apostado por una nueva imagen, más dinámica, actual y eficiente, donde se podrá participar más sencillamente y en donde las herramientas de buscador y el blog tengan aun más peso. Colaboran con el Dr. Mayos, David Torrella y los ya mencionados Jordi Vernis y Carlos Yannuzzi.


Hombres con los pies en el suelo,
u hombres con la cabeza en
las nubes, esa es la única
alternativa

Theodor Adorno, «El ensayo como forma»

el nubarrón

  • ¿NIHILISMO EN LA ESCUELA DE ATENAS?
    ¿Hay signos del nihilismo en La Escuela de Atenas de Rafael? ¿Los hay incluso en el cinismo de Diógenes de Sinope en la Grecia clásica? ¿Imaginamos anacrónicamente esos síntomas? ¿O los menospreciamos porque estamos tan seguros de lo que ‘sabemos’ que no conseguimos conceptualizar la radicalidad de unas actitudes e imágenes superfamosas? Vivimos en una…
  • NOMBRA Y TENDRÁS
    Veo en la televisión un muestrario de serpientes domésticas. El adiestrador con quien conversa el conductor del programa repite constantemente que, a diferencia de otras mascotas, las serpientes no son el animal sobre el que proyectar afectos que uno espera recibir recíprocamente.  Por esa razón quien pretende convertir a una serpiente de maíz o una pitón de…
  • SER GRACIOSO
    Puedo enumerar fácilmente las personas que considero que son (o han sido) graciosas, Terry Gilliam, Eric Idle, Terry Jones, Pepe Rubianes, Javier Cansado, Leo Bassi, mi amigo Esteban Miguel, Richard Pryor, el primer Woody Allen, Ignatius Farray, Gilda Radner, Lenny Bruce, Tig Notaro y Stephen Colbert, entre otros. Obviamente no es una clasificación, ni mucho…