Prácticas en empresas

Las prácticas en empresas son actividades formativas que se llevan a cabo en empresas e instituciones y que favorecen la adquisición de competencias que preparan al estudiante universitario para el ejercicio profesional. Las prácticas externas pueden ser:

  • Curriculares: como asignaturas optativas integradas en el plan de estudios.
     
  • No curriculares: como actividades académicas no incluidas en el plan de estudios, pero que pueden constar en el suplemento europeo del título según se prevea en la normativa vigente.

 

Las prácticas se llevan a cabo a lo largo del curso académico, conforme al convenio y a los contenidos del proyecto formativo que se hayan acordado previamente.

En cuanto a su duración, la de las prácticas curriculares varía en función de cada plan de estudios. La duración máxima de las prácticas extracurriculares es de 750 horas por curso académico.

Al estudiante se le asigna un tutor de la facultad y un tutor de la empresa, los cuales se coordinan durante el desarrollo de las prácticas.

El carácter formativo de las prácticas impide que de estas se deriven obligaciones propias de una relación laboral.

El estudiante debe estar cubierto por el seguro escolar o, según su edad, por un seguro voluntario, además de por daños a terceros. La póliza obligatoria se tramita en el momento de matricularse. En cambio, el seguro voluntario debe tramitarlo el propio estudiante.