Nuestra revista, volúmenes publicados...

Revista DUODA

La fuerza necesaria


La fuerza necesaria
Número 44 (2013)

SUMARIO


EDITORIAL
5......... La força necessària / La fuerza necesaria
TEMA MONOGRÁFICO:
La força necessària / La fuerza necesaria
16....... Luisa Muraro
La última opción, la violencia
22....... Annarosa Buttarelli; Lia Cigarini
La política de les dones davant la violència. Dues respostes
30....... Federica Giardini
L’ocupació del Teatro Valle a Roma
34....... Marisa Guarneri
¿Quién detiene la violencia sexista?
36....... Teresa Di Martino
Furor matriu del canvi creaci ó literària
CREACIÓN LITERARIA
42....... Nieves Muriel
Poemes
PROYECTO DE ARTISTA
50....... Isabel Banal i Xifré
ENTREVISTA
60....... Entrevista amb Itziar González Virós
RESEÑAS
84....... Juana Castro
92....... María-Milagros Rivera Garretas
96....... Summaries
100..... Las autoras

EDITORIAL. La fuerza necesaria


Este número de primavera nace con fuerza. Con toda la que se requiere para hablar de la fuerza femenina sin caer en la trampa, a veces tentadora por lo fácil, de pensarla desde la contraposición con la fuerza masculina o como antinomia de la debilidad. Y también con la indispensable para tratarla desde la conciencia de saber de la fragilidad del límite que la separa de la violencia. El Tema monográfico de este número recoge seis textos breves cuyas autoras nos proponen píldoras de reflexión sobre la fuerza, pero no cualquier fuerza, solo la necesaria.
La necesidad da la medida y pone medida a cada uno de los textos. La necesidad ante el retorno de la ley del más fuerte, en el de Luisa Muraro. La necesidad ante las urgencias de mejora de las vidas de las mujeres, en los de Annarosa Buttarelli y Lia Cigarini. La necesidad ante la agresión a la cultura como bien común en el caso del Teatro Valle de Roma, en los textos de Federica Giardini y Teresa Di Martino. Y la necesidada frente a los feminicidios, en el de Marisa Guarneri.
Esta práctica de usar la realidad como medida del pensamiento para no caer en la abstracción de la elucubración, además de ser un patrimonio femenino (un matrimonium, diría la escritora serbia Jasmina Tesanovic), deriva del reconocimiento de todas ellas al libro Sensibili guerriere. Sulla forza femminile (Roma: Iacobelli, 2011), al cuidado de Federica Giardini. Un volumen fruto de dos años de lecturas, diálogos y conversaciones entre un grupo de mujeres jóvenes nacidas en la década de los ochenta. La pregunta que les planteó Federica Giardini como punto de partida del trabajo de reflexión conjunta era la siguiente: ¿qué estamos haciendo hoy las mujeres para hacer simbólico de nuestra propia fuerza?
A esta invitación de Federica Giardini se sumaron Luisa Muraro con el librito Dio è violent (Milán: nottetempo, 2012), las mujeres de la Librería de mujeres de Milán con el número 100 (“Con tutta la forza necessaria”) de Via Dogana (marzo de 2012) y las pensadoras de la comunidad filosófica Diótima de la Universidad de Verona, presentando y discutiendo todas estas publicaciones.
También las de DUODA nos hemos querido sumar. Lo hacemos ofreciendo una selección de artículos del número citado de Via Dogana, una manera, además, de volver a honrar a la revista por haber conseguido la proeza del centenar. Proponemos los que más nos han gustado; unos, por el mundo que nos han abierto, otros, por los argumentos que nos han ayudado a hilar y entrelazar.
En conjunto, lo que más nos ha impresionado ha sido lo que indicó Chiara Zamboni sobre Sensibili guerriere en una de las sesiones de presentación. El elemento dislocador del libro, explicaba Chiara Zamboni, no es que las autoras traten de la fuerza que se puede convertir en violencia sino que sean ellas mismas las que se pongan sin complejos como protagonistas de actuaciones que en él se fundamentan.
Las mujeres, en general, hemos huido de la violencia; nos incomoda y nos asusta. Durante dos siglos, de modo intermitente pero continuo, hemos hecho la única revolución sin sangre de la época moderna. De manera que somos especialistas y sabias en estar en relación con la fuerza manteniéndola a raya para que no se vuelva violencia. Pero ¿y si no hay más remedio? ¿Y si nos llevan al límite? se pregunta Luisa Muraro. Entonces, sí, sin pelos en la lengua, responde afirmativamente. Luisa Muraro nos invita a que, si hace falta, si es necesario, no renunciemos al uso de la fuerza hasta la violencia. Existe una violencia justa, de justicia y con justeza, una violencia que no es categoría a priori del derecho ni instrumento de nadie, que solo es reconocida como justa con posterioridad. Por tanto, no vale confundirla con los juegos de las llamadas “guerras humanitarias” de hoy, como tampoco vale eso de que el fin justifica los medios. Esta es la intuición que Luisa Muraro articula en el texto de este número de la revista y que después desarrolló en el librito Dio è violent.
Annarosa Buttarelli, acogiendo la invitación de Luisa Muraro, se resiste a que el miedo a la violencia nos paralice la creatividad. Toma como modelo la violencia verbal de Carla Lonzi. En la década de los setenta, sus palabras afiladas generaron una revolución entre las mujeres porque supo pasar las tijeras por el medio de una realidad que necesitaba ser rasgada: la sujeción femenina a la cultura misógina. Las palabras de la verdad solo pueden ser dichas con fuerza y desde la fuerza.
También Lia Cigarini tira del hilo de la memoria del movimiento feminista de los setenta, del que ella misma fue protagonista, para que las jóvenes de hoy no olvidemos cuarenta años de inteligencia política femenina.
El resultado de tantos años de experiencia y clarividencia política nos lo traen los textos de Federica Giardini y Teresa Di Martino con el ejemplo del Teatro Valle Occupato de Roma. La primera reflexiona sobre el hecho mismo de la ocupación y, la segunda, sobre el contenido de las reivindicaciones de los trabajadores y trabajadoras contra el intento del Estado de privatizar el teatro público más antiguo de Roma.
El texto de Marisa Guarneri es el único que trata de la violencia de los hombres contra las mujeres. De modo breve y preciso, como todos los artículos del monográfico, la actual presidenta de la Casa de acogida de las mujeres maltratadas de Milán (CADMI) intenta dar respuesta a la pregunta de cómo podemos frenar los feminicidios, de qué más podemos hacer para que la violencia machista deje de sostener la estructura de las relaciones entre hombres y mujeres. Conocer los mecanismos de la violencia no protege. Las estructuras institucionales (leyes, campañas, servicios) sirven para controlarla pero no para explicarla. La propuesta de Marisa Guarneri pasa por el lenguaje. Es urgente una nueva revolución simbólica con palabras cuchillo a la manera de las de Carla Lonzi.
La fuerza se genera en el conocimiento y aceptación de las propias debilidades. La fuerza simbólica de estos textos radica en que nos impulsan a no tener miedo de actuar con toda la fuerza necesaria para poder vivir y disfrutar la libertad femenina en paz.
Laura Mercader Amigó
(traducción de María-Milagros Rivera Garretas)

Datos de la publicación

Edita: Duoda. Recerca de Dones de la Universidad de Barcelona / Calle Adolf Florensa, 8, Tel. (+ 34) 93 448 13 99 / (+ 34) 93 403 97 92. e-mail: duoda3@ub.edu.
Precio de cada número: 11,25 € + 10% IVA + gastos de envío.
Precio de la suscripción anual: 22,50 € + 10% IVA + gastos de envío.
Suscripciones: Suscripción a la Revista DUODA">Ir al formulario de suscripción.
Distribución: Marcial Pons Librero. Dpto. de suscripciones. San Sotero 6, 28037 Madrid. Tel. (+34) 91 304 33 03. Fax (+34) 31 327 23 67. e-mail: revistas@marcialpons.es.

Acceso libre al contenido

Universidad de Barcelona
Arriba ^