MAOÍSMO

Alguna vez, en un futuro quizá no muy lejano, cuando las urgencias y las frivolidades del presente se hayan disipado, alguien volverá sobre las ideas de Mao Zedong, hurgará en sus aforismos y sus escritos sobre la revolución y la guerra y descubrirá junto a un delirio mesiánico una inteligencia superior, tal como hoy yo mismo al recordar, desde el fondo de mi memoria juvenil, una frase de Mao fechada el 26 de mayo de 1939.

Ser atacado por el enemigo no es una cosa mala sino una cosa buena.

(¡Organicémonos!)

Comments are closed.

Post Navigation