EL CRISTAL DE MI SUEÑO

Hoy he tenido un sueño en que aparecía la imagen de un hombre muy deseado por mí en el pasado. El deseo de encontrarme con él, en el sueño se manifestaba en darnos un profundo abrazo. Después de hacerlo me separaba de él para dirigirme a otras ocupaciones y al final del sueño, volvía a encontrarme con él en un lugar público (que significa lo contrario, es decir, poderme encontrar con él en un lugar privado), pero al acercarme a él, era imposible abrazarle porque un cristal se interponía entre nuestros cuerpos.

Al despertar, quise interpretar el sueño y uno de mis pensamientos fue ligar el simbolismo del cristal con la distancia necesaria de ese abrazo, tan emocionante como imposible.

El cristal transparente permite la visión de lo que hay más allá, detrás de él, pero impide tener sensaciones de lo que se da en el encuentro cuerpo a cuerpo. El cristal nos priva de sentir el perfume de ese cuerpo, de tocar y acariciar su piel, de escuchar su voz. El hueco, el vacío entre mi espacio y el del otro, está ocupado por el cristal.

Tal vez la presencia interpuesta del cristal entre los dos, confirma la imposibilidad de poseer el amor y de que es una ilusión. Nada deseamos tanto como abrazar a alguien a quien deseamos, pero siempre que lo intentamos, chocamos contra una pared de cristal.

Comments are closed.

Post Navigation