Mensaje de error

El filtro de spam instalado en este sitio no está disponible actualmente. Según las políticas del sitio, no podemos aceptar nuevos envíos mientras se resuelve el problema. Por favor intente enviar el formulario de nuevo en un par de minutos.

Añadir nuevo comentario

Adquisiciones en bibliotecas universitarias norteamericanas: algunas tendencias recientes

Versión para impresiónVersión para impresión

Lluís Agustí
Facultat de Biblioteconomia i Documentació
Universitat de Barcelona


Daniel, Katherine; Esposito, Joseph; Schonfeld, Roger C. (2019). Library Acquisition Patterns: report. [New York]: Ithaka S+R. 49 p. Disponible en: <https://sr.ithaka.org/wp-content/uploads/2019/01/SR-Report-2018-Library-Acquisition-Patterns-01292019.pdf>. [Consulta: 08/03/2019]. 


Un proceso de digitalización de la información ─universal, acelerado e imparable─ está modificando de manera evidente las prácticas lectoras y también los métodos de acceso a la información. Este hecho cultural, histórico y transcendente está provocando que las bibliotecas estén perdiendo la centralidad en el acceso único a la información que hasta en un pasado muy reciente habían tenido. 

Esta realidad se ve acompañada por una desaparición lenta de los fondos impresos en los espacios bibliotecarios. Los responsables de bibliotecas planifican a menudo en una dirección: expurgar de los fondos las obras que, como tipología documental o contenido, han perdido el interés del público para habilitar en su lugar todo tipo de espacios: el público está substituyendo las estanterías.

Pero, ¿este expurgo está siendo compensado por la adquisición de otras obras en papel o en soporte electrónico? Las informaciones que nos llegan de los proveedores mayoristas de libros sobre el descenso en las compras desde las grandes bibliotecas no parecen indicarlo así. ¿Puede ser que nuevos agentes en la venta de libros, como Amazon, estén ocupando de manera poco visible el espacio de los proveedores clásicos? ¿Hasta qué punto podría existir una compra «vergonzante» u oculta en el gran distribuidor que pasa desapercibida en los estudios e informes?

Para debatir estas especulaciones impresionistas, Ithaka S+R se propuso realizar un estudio basado en evidencias: analizar las compras realizadas entre 2014 y 2017 por parte de un grupo de bibliotecas universitarias de los Estados Unidos. Un informe suficientemente amplio en la muestra y en el tiempo para evitar distorsiones y que pudiera mostrar tendencias, para saber quién, qué, cuánto, cómo y dónde se está comprando en las bibliotecas universitarias norteamericanas. 

El resultado es este Library Acquisition Patterns: report que analizamos aquí y que fue conducido por Katherine Daniel, Joseph J. Esposito y Roger C. Schonfeld de Ithaka S+R con el apoyo de The Andrew W. Mellon Foundation. Ithaka S+R es una organización sin ánimo de lucro que tiene la sede en Nueva York y cuyo objetivo es colaborar con las comunidades educativas y culturales en la realización de estudios y proyectos. En este sentido, Ithaka S+R es conocida por la elaboración de informes para universidades, bibliotecas, editoriales e instituciones culturales en aspectos ligados a las tecnologías digitales, la investigación y la enseñanza, y cuenta, por ejemplo, con estudios y proyectos en el ámbito de las colecciones y la preservación bibliotecarias, como la biblioteca digital JSTOR. 

El objeto de estudio era muy amplio por lo que se refiere a los datos, también confrontado a procesos y sistemas de adquisiciones muy  diversos, pero sobre todo con datos bastante heterogéneos (tipologías, materias, usos, precios...), por lo que fue necesaria una metodología de análisis que lo hiciera viable. Por todo ello:

  • Se eligieron bibliotecas que sirvieran a comunidades académicas de estudios superiores (grados, postgrados y másters, doctorados).
     
  • Que contaran con las informaciones sobre las adquisiciones entre 2014 y 2017 controladas desde el sistema integrado de bibliotecas por Alma, de la empresa Ex-Libris, o WorldShare Management Services (WMS), de OCLC. 
     
  • De todas estas bibliotecas (alrededor de 400) no todas quisieron participar en el estudio y la falta de datos completos o analizables también hizo desestimar alguna. El grupo final fue de 154.
     
  • Se limitó la atención a las compras de obras únicas, ya fueran libros impresos o electrónicos, y no se tuvo en cuenta la contratación de paquetes, una casuística diferente y probablemente más compleja.
     
  • Se eliminaron los donativos y se estableció un tope en los precios para evitar que las compras de piezas únicas distorsionaran el resultado.
     
  • Se procedió a la definición de grandes áreas temáticas: Artes, Humanidades, Derecho, Medicina, Ciencias Sociales y la llamada STEM (Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas).
     
  • Se recuperaron e identificaron los principales proveedores de libros impresos y electrónicos.
     
  • Se analizaron los datos de las compras realizadas entre 2014 y 2017.

Con esta metodología y datos se elaboraron dos informes:

a) El análisis de las adquisiciones de libros de 124 bibliotecas universitarias durante el año 2017.

b) El análisis de las tendencias en las adquisiciones de libros impresos y libros electrónicos durante el período de 2014 a 2017 de 51 bibliotecas universitarias, así como de cuáles eran, por tipología y temática, los proveedores más importantes.

La elaboración del estudio y el análisis de resultados se realizó durante el año 2018 y se presentó a principios de 2019. 

De todos los indicadores y valores aportados destacamos los siguientes:

Análisis de las adquisiciones de libros durante el año 2017

  • La parte principal del gasto para la adquisición de recursos informativos en bibliotecas universitarias en los Estados Unidos se dedica a los recursos continuos, los llamados ongoing resources, un 74,6 %, de los cuales más del 60 % destinados a las subscripciones a revistas y bases de datos.
     
  • El gasto en libros (impresos o electrónicos) seleccionados de manera única llega al 24,5 % de las adquisiciones.
     
  • De promedio, las bibliotecas analizada en el informe invirtieron en adquisiciones de recursos informativos 3.610.000 $ (unos 3,2 millones de euros al cambio aquel año). 
     
  • De promedio ingresaron de manera unitaria 4.750 libros impresos y 345 libros electrónicos (hay que recordar que no están los paquetes).
     
  • Del presupuesto en libros impresos, la mayor parte se lo llevan las Humanidades, con un 42,6 %, seguidas de las Ciencias Sociales, con un 32 %, muy por detrás y en una tendencia a la baja, los libros de Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas.
     
  • La presencia de libros de editoriales universitarias es importante, hasta un 23,6 % en los títulos impresos y un 18,5 % en los libros electrónicos.
     
  • Las dos grandes editoriales universitarias son Oxford University Press y Cambridge University Press, a mucha distancia sobre las competidoras. 
     
  • Por lo que se refiere al libro impreso, Oxford University Press se sitúa como la más importante en términos relativos, con un 25,3 % del total de los libros vendidos, y Cambridge University Press, con un 18,3 %. 
     
  • El orden se altera por lo que a la venta de libro electrónico se refiere: Cambridge University Press, con un 27 % y Oxford University Press, con un 15,7 % del total de los libros vendidos.
     
  • El principal proveedor de libros universitarios es GOBI Library Solutions, tanto impresos, 68,7 %, como electrónicos, 86,4 %, a mucha distancia y en libros impresos se encuentra Amazon. 

Tendencias en las adquisiciones de libros durante el período de 2014 a 2017

  • Los presupuestos para adquisiciones aumentaron sostenidamente en el período estudiado en términos reales.
     
  • Los gastos dedicados a la contratación de recursos continuos asciende mientras que la compra de obras unitarias permanece estable.
     
  • Los gastos destinados a libros impresos bajan mientras que aquellos que eran destinados a libros electrónicos ascendieron, no suficientemente, no obstante, para compensar la caída del libro impreso.
     
  • La caída principal en las adquisiciones de libros impresos se sitúa en los títulos de Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, la caída menor en las obras de Humanidades.
     
  • El precio medio de los libros impresos se mantuvo estable mientras que los libros electrónicos adquiridos unitariamente aumentaron de un 35 % en el período analizado.
     
  • El porcentaje de adquisiciones de libros impresos de editoriales comerciales y de editoriales universitarias permanece estable en el período, las prensas académicas suponen el 20 % del total.
     
  • GOBI Library Solutions y Amazon son los grandes proveedores de libros impresos pero hay una estabilidad en el recurso por parte de las bibliotecas a un resto de empresas variado y especializado, como por ejemplo Baker & Taylor o las que proveen de obras europeas como Amalivre, Casalini Libri o Harrassowitz.

Uno de los objetivos del informe Library Acquisition Patterns, que era el de analizar con evidencias las evoluciones en las compras de las bibliotecas, se había conseguido: las colecciones siguen creciendo, siguen teniendo una importancia medular en el diseño de las bibliotecas norteamericanas; y ello a pesar de que su composición sí varíe, por ejemplo con una presencia decreciente de obras impresas en algunos ámbitos como las Ciencias, o también poder observar que los proveedores tradicionales siguen teniendo una importancia capital a pesar de la entrada de agentes como Amazon. 

Los datos que se aportan deben servir, sin ningún tipo de duda, para la reflexión por comparativa o contraste con las tendencias en los gastos en adquisiciones a este lado del Atlántico. Sería interesante poder contrastar los datos del estudio de Daniel, Esposito y Schonfeld para Ithaka S+R con un hipotético estudio de las bibliotecas universitarias catalanas y españolas en la misma dirección. ¿Alguien se anima?