Reino Unido

Servicios bibliotecarios de apoyo a la investigación en el entorno digital

Ángel Borrego
Facultat de Biblioteconomia i Documentació
Universitat de Barcelona


Greenhall, Matt (2019). Digital scholarship and the role of the research library: the results of the RLUK digital scholarship survey. London: RLUK. 77 p. Disponible en: <https://www.rluk.ac.uk/wp-content/uploads/2019/07/RLUK-Digital-Scholarship-report-July-2019.pdf>. [Consulta: 19/03/2020].


El mundo anglosajón ha acuñado en los últimos años la expresión «digital scholarship» para referirse al uso de recursos digitales en la investigación académica. El informe que reseñamos define el término como «the increasingly diverse application of digital technology to scholarly activity, with a particular emphasis on ope nness, cross-disciplinary collaboration, and challenging traditional and established methodological norms» (p. 7). Se trata, pues, de un concepto amplio —sin un equivalente claro en castellano— que incluye la creación y mantenimiento de repositorios, la adquisición de colecciones digitales, la organización de exposiciones virtuales, la preservación digital, la gestión de datos de investigación, el apoyo al acceso abierto o el desarrollo de plataformas de descubrimiento.

Entre enero y abril de 2019, Research Libraries UK —una asociación de bibliotecas universitarias y de investigación británicas— distribuyó una encuesta entre sus 37 miembros para conocer la naturaleza de las actividades de este tipo que desarrollan, las infraestructuras, competencias y financiación necesarias para llevarlas a cabo, y las áreas potenciales de colaboración entre las bibliotecas en este ámbito.

Los resultados muestran que las bibliotecas británicas están familiarizadas con el término digital scholarship: la mayoría (78 %) tiene una definición de trabajo, si bien son definiciones imprecisas y lo suficientemente amplias para abarcar un extenso abanico de actividades. Parte de la dificultad a la hora de fijar una definición más precisa del término radica en el hecho de que los investigadores no lo utilizan, si bien están familiarizados con las actividades que engloba. El 41 % de las bibliotecas tiene un equipo o departamento que trabaja en este ámbito.

Las bibliotecas muestran confianza para desarrollar actividades relacionadas con las colecciones y su puesta a disposición de los investigadores en formato digital: más del 90 % realiza tareas de digitalización, asignación de metadatos, curación de contenidos, etc. Por el contrario, experimentan más dificultades a la hora de realizar actividades relacionadas con la conversión de datos de un formato a otro, el diseño de interfaces, la impresión 3D o la geolocalización. Estas últimas son actividades que desarrollan menos de la mitad de las bibliotecas encuestadas y es frecuente que sean servicios ofrecidos por departamentos ajenos a la biblioteca.

En este sentido, la biblioteca suele ser solo una de las diversas unidades dentro de la institución que ofrecen servicios de digital scholarship. En la mayor parte de los casos, los proyectos emergen de peticiones de los departamentos universitarios —especialmente en el ámbito de las humanidades digitales. Muchas bibliotecas están pasando de ser un proveedor de servicios a actuar como un colaborador más en el proceso de investigación. Ven la oportunidad de ocupar un nicho de mercado y cada vez dedican más espacio, personal y recursos a estas actividades como catalizadores de la colaboración con los investigadores.

La creación de servicios específicos de digital scholarship dentro de la biblioteca ofrece beneficios: otorga visibilidad al servicio, identificándolo como prioritario; ofrece una ventanilla única para comunicarse con los investigadores; incrementa las posibilidades de obtener un presupuesto propio; etc. Desde el punto de vista del personal encargado del servicio, las bibliotecas tienen dificultades para atraer trabajadores con competencias avanzadas en técnicas de visualización (88 %), análisis automático de textos (85 %), geolocalización (81 %) o estadística (69 %).

La financiación del servicio se sustenta, en la mayor parte de los casos, en el presupuesto general de la biblioteca (94 %) o en los proyectos de los investigadores que solicitan el apoyo de la biblioteca (81 %). En términos generales, se trata de una actividad novedosa y solo el 11 % de las bibliotecas ha llevado a cabo algún tipo de evaluación de su funcionamiento, si bien un 6 % adicional lo tiene en mente.

De cara al futuro, muchos participantes vislumbran un cambio en el rol de la biblioteca pasando de ser un proveedor de servicios a convertirse en un colaborador más en el proceso de investigación, participando en todas las etapas de su ciclo de vida, desde el diseño de los estudios hasta la publicación de los resultados. Existe la percepción de que estamos en un periodo de tránsito hacia la centralización de los servicios de apoyo a la investigación que, actualmente, se encuentran repartidos en diversas unidades universitarias.

El informe concluye con una serie de recomendaciones centradas en la necesidad de que las bibliotecas del RLUK trabajen colaborativamente. El informe, en última instancia, ayuda a entender las múltiples caras que están adoptando los servicios de apoyo a la investigación en las bibliotecas británicas de cara a un futuro tan atractivo como lleno de retos.

One Library Brand: contra la fragmentación, otra vez el usuario en el centro

Lluís Vicente
Jefe de Innovación e iX Team
Quantion


Connolly, Edmund; Fredrickson, Jacob; Millar, Jake; White, Liz (comp.) (2019). Digital transformation for UK public libraries: five approaches to a «single digital presence». [S.l.]: [British Library: Arts Council England: Carnegie UK Trust]. 38 p. Disponible a: <https://www.bl.uk/press-releases/2019/june/britishlibrary/~/media/6f0874bfdfd04e74abd9e113dd74d015.ashx>. [Consulta: 20/12/2019].



La transformación digital es el concepto estrella en cualquier sector cuando se habla de innovación más allá de novedades tecnológicas o startups con propuestas de valor que quieren romper el mercado. Más allá del hype y de los grandes gurús que nos hablan de cómo la transformación digital va a mejorar nuestras vidas (o es un caballo de Troya que va a sustituir a diversos perfiles de trabajo), transformar la actividad de una organización con la digitalización implica aspectos de gran calado. Por ejemplo, la eficiencia de los procesos. Todo aquello que no aporte valor o sea repetitivo debe ser digitalizado. También encontramos maximizar la experiencia de los usuarios (o clientes). Todos aquellos puntos de contacto o comunicación con estos deben regirse por una omnicanalidad lo más automatizada posible. Qué decir de la explotación de datos en grandes cantidades para tomar decisiones y de la reducción de costes a partir de la optimización de infraestructuras o aplicativos. Vaya… ¿No nos suena en bibliotecas o centros de documentación? Ciertamente, no cabe duda de que nuestro sector siempre ha avanzado con paso firme en ese proceso de transformación digital. Más allá de la aplicación de las .tech, la hoja de ruta que han seguido las bibliotecas a nivel global ha supuesto una mejora en muchos aspectos. En este sentido, ¿nos queda algo por hacer? Sí, bastante, el proceso de transformación aún parte de un modelo que empieza a perder fuelle. Hay tecnología disruptiva que aún debe cambiar mucho más y mucho más rápido en nuestro sector. 

Las bibliotecas públicas en el corazón de los centros comunitarios

Mariona Chavarria
Biblioteca del Fondo
Santa Coloma de Gramenet


Thomson, Louisa; Murray-Sanderson, Arran (2017). Libraries as community hubs: case studies and learning: a report for Arts Council England. London: Renaisi. 82 p. Disponibles en: <https://www.artscouncil.org.uk/sites/default/files/download-file/Libraries-CommunityHubs-Renaisi.pdf>. [Consulta: 05/07/2019]. 


El estudio sobre las bibliotecas como centros de la comunidad fue encargado a la empresa social Renaisi1, por el Arts Council of England2, con la voluntad de encontrar elementos objetivos sobre la contribución que las bibliotecas pueden hacer en las líneas prioritarias de las políticas locales y nacionales. El estudio se basa en analizar el papel de las bibliotecas que se encuentran en hubs, en adelante, centros comunitarios, es decir en edificios compartidos con otros servicios en espacios comunitarios. Se centra en ver cómo colaboraciones que se dan en un espacio físico compartido donde hay bibliotecas puede facilitar el acceso a los diversos servicios ubicados cerca de donde vive la gente, y puede ayudar a fomentar las diversas actividades comunitarias y, finalmente, permite mantener los servicios bibliotecarios locales.

Hagamos visible el valor y el impacto de los archivos y las colecciones especiales de las bibliotecas de investigación: una encuesta y cuatro recomendaciones del consorcio RLKU

Núria Jornet
Facultat de Biblioteconomia i Documentació
Universitat de Barcelona


Kamposiori, Christina; Crossley, Sue (2019). Evidencing the impact and value of special collections. London: RLUK. 38 p. Disponible en: <https://www.rluk.ac.uk/wp-content/uploads/2019/03/Evidencing-impact-and-value-of-special-collections.pdf>. Consulta: [29/04/2019].


Evidenciar el valor y el impacto de las colecciones especiales y los archivos que conservan las bibliotecas de investigación de Inglaterra e Irlanda (que forman parte del consorcio RLUK) es el objetivo principal de este informe. Qué vías siguen estos centros para incrementar el valor y el impacto de este tipo de material y cómo capturan y evidencian este impacto son algunas de las cuestiones que han movido a la elaboración del trabajo.

Aunque el núcleo central del informe es la presentación de una encuesta a los miembros del RLUK y la sistematización de unas recomendaciones a modo de reflexiones, el trabajo no se entiende sin tener en cuenta algunos aspectos previos. Para empezar, se parte de una toma de conciencia de la significación de las special collections que custodian las bibliotecas de investigación, como activo cultural con un fuerte potencial de investigación y educativo, y de su impacto positivo para la sociedad en su conjunto (informes del propio RLUK, como el de Cullingford, Peach y Mertens, 2014).1 En segundo lugar, de la necesidad, ya constatada por otras instituciones relacionadas con el patrimonio cultural, de encontrar métodos eficientes para valorar los servicios y actividades que se desarrollan alrededor de este tipo de material, y evidenciar el impacto. El informe no se entiende, finalmente, sin verlo en su propio contexto, esto es, formando parte de la segunda fase del RLUK Special Collections Programme (2017-2018) y en relación con los objetivos estratégicos del RLUK (Reshaping Scholarship, 2018-2021).

¿Construimos colecciones juntos? Viabilidad de la gestión conjunta de monografías en el Reino Unido

Santi Balagué
Jefe del Equipament GEPA
Àrea de Biblioteques, Informació i Documentació - CBUC
Consorci de Serveis Universitaris de Catalunya (CSUC)
Twitter: @clascamoll


Stubbs, Theo (2018). An extension of UKRR into low-use monographs: does appetite exist? [London]: UK Research Reserve. 75 p. Disponible en: 
<https://www.ukrr.ac.uk/resources/fullmonographsreport.pdf>. [Consulta: 12/03/2019].


Ya sea como frase o como metodología, la gestión cooperativa de las colecciones está bien establecida en el léxico bibliotecario. Hay muchos proyectos e iniciativas que han investigado e implementado modelos de cooperación, en nuestro entorno geográficamente más próximo y en el resto del mundo. Dentro del ámbito de la educación superior una de las últimas y más exitosas iniciativas es la UKRR (UK Research Reserve), el proyecto de colaboración entre las bibliotecas universitarias y de investigación británicas y la British Library, que coordina de manera sistemática la gestión de las revistas de investigación impresas de bajo uso. Con el paso de los años, tanto los miembros de la UKRR como otros de la amplia comunidad de la enseñanza superior se fueron planteando la UK Research Reserve como un esquema visible y exitoso para otros tipos de material y, en particular, las monografías. Con todo, hay que tener en cuenta que la UKRR no tenía ni el mandato, ni los recursos ni la capacitad para encargarse de la gestión de las monografías. 

Vale la pena traer a colación un botón, como muestra del establecimiento de las metodologías para la gestión cooperativa de las monografías. A finales de 2017, en este mismo blok reseñábamos el informe Strength feasibility study on monographs, de la consultoría Information Power que planteaba si el modelo de la UKRR se podría utilizar para gestionar los fondos de monografías del Reino Unido, a modo de un UKRR-Monographs. Este nuevo estudio que os presentamos se llevó a cabo, pues, apenas un año después, teniendo en cuenta la conclusión a la que llegaba Information Power, respecto a la importancia del ahorro de espacio en las bibliotecas, y situándolo en un contexto en el que parece que el número de títulos duplicados en el consorcio RLUK (Research Libraries UK) es relativamente bajo. En esta dirección vale la pena leer el estudio hecho en White Rose Libraries (WRL –Universitats de Leeds, Sheffield y York–) en 2017, que concluyó que la duplicación de fondos entre las colecciones de sus bibliotecas era muy inferior a aquello que inicialmente se habría supuesto. 

Páginas

Suscribirse a RSS - Reino Unido