Ambición y oportunidad: la estrategia para las bibliotecas públicas de Escocia 2015-2020

Versión para impresiónVersión para impresión

Carme Fenoll
Cap del Servei de Biblioteques
Generalitat de Catalunya


Ambition & Opportunity: A Strategy for Public Libraries in Scotland, 2015-2020. [Glasgow]: Scottish Libraries and Information Council (SLIC); Carnegie UK Trust. Juny 2015. 43 p. Disponible en: http://scottishlibraries.org/wp-content/uploads/2015/01/Strategy.pdf [Consulta: 03/01/2016]


Nos encontramos ante la estrategia más reciente para las bibliotecas públicas escocesas, publicada el pasado mes de junio de 2015. Se trata de una red con 150 años de historia, con 600 puntos de servicio, 28 millones de usuarios al año y un 61% de población que las utiliza.

En la justificación de este encargo no podía faltar la situación económica. Se explica que, a diferencia de otras regiones del Reino Unido, Escocia no ha notado tanto los recortes (se han cerrado 13 bibliotecas de las 120 totales del Reino Unido) pero la crisis se ha hecho notar también en el recorte de horarios, compras y contrataciones. Es preciso hacer público el nuevo rol de las bibliotecas en el siglo XXI.

¿A quién va dirigido el documento? Pues a los responsables de las bibliotecas y a los órganos locales que los gestionan con la voluntad de aumentar el trabajo en red y hacer más eficientes los servicios.

Procedo a resumir tres características importantes de este documento que hacen de él una lectura muy recomendable para cualquier gestor cultural:

1. Autores. El Gobierno escocés encarga la redacción a una entidad independiente, The Scottish Library and Information Council (SLIC). El responsable del grupo que crea el SLIC es el director ejecutivo del Carnegie UK Trust y se articula con un grupo de trabajo formado por bibliotecarios (de públicas, nacional y universitarias) pero también por actores destacados con otros perfiles (más digitales y también del tercer sector), como Publishing Scotland o Gaelic Books Council. Como observadores, se contempla el responsable político del Gobierno i el equivalente al CoNCA (Consell Nacional de la Cultura i de les Arts) catalán1.

2. Metodología. Para elaborar la estrategia el grupo de trabajo desarrolló:
- Una investigación independiente con focus groups formados por usuarios y no usuarios de bibliotecas.
- Un cuestionario dirigido a entidades clave y promovido por redes sociales (léase en: www.scottishlibraries.org).
- Informes encargados a expertos en temas como políticas de países nórdicos, participación digital o libro electrónico.
- Visitas a bibliotecas públicas escocesas.

3. Presentación. La parte gráfica de este informe es muy interesante: desde la infografía de la página 9 que incluye, por ejemplo, el recuento de voluntarios en las bibliotecas, la diferenciación entre personal cualificado/otro tipo de personal o el retorno anual de la inversión. Todos los objetivos y estrategias están ilustrados con un 'Caso de estudio'.

¿Cuál es la visión, la misión y los objetivos estratégicos que se marcan?

- Visión. Las bibliotecas escocesas son guías fiables para conectar nuestra gente con las posibilidades y oportunidades del mundo.
- Misión. Las bibliotecas escocesas son parte de una ambición cívica compartida para conseguir el máximo potencial de los individuos y las comunidades.
- Y seis objetivos estratégicos vinculados a:
1. Lectura, alfabetización y aprendizaje.
2. Inclusión digital.
3. Bienestar económico.
4. Bienestar social.
5. Cultura y creatividad.
6. Excelencia en servicios públicos.

Cada uno de ellos se enmarca con una serie de Recomendaciones (no más de cuatro por objetivo) y Resultados nacionales. Las similitudes son claras para las bibliotecas públicas de países desarrollados. Véanse, por ejemplo, los puntos clave de las bibliotecas de Hong Kong https://www.hkpl.gov.hk/en/about-us/intro/plac/strategic-plan.html o las funciones de las bibliotecas de Nueva Zelanda, con el interesante documento Why libraries? http://www.publiclibraries.org.nz/AboutUs/OurPublications.aspx

Echemos un vistazo a tres de los ejemplos bibliotecarios escoceses que ilustran los seis objetivos estratégicos:

1. Bibliotecas de Orkney, nominadas para el premio de la industria librera el 2015 por la especial dinamización de su cuenta de Twitter: @orkneylibrary con más de 21.000 seguidores.
2. Bibliotecas de Edimburgo con sus nuevos business hubs que en cinco años han atendido a 2.150 emprendedores.
3. Bibliotecas de Dumfries y Galloway han trabajado con un proyecto de preservación de la memoria oral del desastre de Lockerbie, donde se han implicado voluntarios y personal de los archivos y bibliotecas.

El documento concluye hablando de los requerimientos y seguimiento que se necesitan. Alerta del no cumplimiento de los objetivos si no se hacen cambios en la forma de gestionar los servicios, en la formación del personal, en la relación de las bibliotecas con sus entes locales y entre el equivalente catalán a los servicios regionales y los servicios nacionales.

El grupo impulsor de este documento propone dos opciones para hacer el seguimiento: una aproximación conjunta de las diferentes instituciones que trabajan para las bibliotecas o el cambio de rol del SLIC para convertirse en un organismo nacional de desarrollo. En cualquiera de los dos casos, asignan cinco funciones de seguimiento y monitorización del cambio:

1. Liderar la implementación del Plan Nacional de las Bibliotecas públicas, también por lo que a asesorar al Gobierno se refiere.

2. Promover la mejora continua en los servicios bibliotecarios públicos, con especial atención al acceso a los recursos, al desarrollo de nuevos servicios, a la preservación, a la promoción del nuevo rol de las bibliotecas, a la colaboración internacional y a la promoción de un premio/beca para promover la innovación (en la línea del Premi Teresa Rovira o el más reciente Premi 3000 catalanes).

3. Apoyar la coordinación de servicios bibliotecarios: tanto a nivel local como para conseguir una mayor asociación entre redes de diferentes tipos de bibliotecas.

4. Promoción del personal. Tanto por lo que a la formación continua se refiere como a la promoción de la profesión para que sea más atractiva.

5. Enfoque basado en los resultados: promover la evaluación y el cómputo del impacto de los servicios bibliotecarios y asegurar que las acciones estén en línea con las líneas estratégicas nacionales.

El informe vuelve a recordar, al final, las 18 recomendaciones prácticas que se alinean con los objetivos nacionales del Gobierno escocés. Son muchos los puntos en que coincidiríamos en un documento redactado en Cataluña con la misma finalidad, pero destaco algunos que, como ejemplo, también son extrapolables a nuestra realidad:

- Asegurar conexión Wi-Fi a todas las bibliotecas públicas: una recomendación muy práctica que sería necesario tener en cuenta también en nuestros parámetros de servicio catalanes para poder ofrecer públicamente este dato.

·Desarrollar alianzas locales, regionales y nacionales para realizar servicios de asesoría, búsqueda de trabajo y de emprendimiento. Objetivo compartido con las redes urbanas de bibliotecas catalanas y cada vez más extendida en bibliotecas locales. Seguramente, un buen reto de futuro también para nuestra realidad.

- Desarrollar normativas para la gestión adecuada del voluntariado. Este año, Cataluña ha triplicado el número de voluntarios en el período 2010-2014 y la evolución va claramente en alza2. Es necesario ir actualizando y generando buenas prácticas al respecto, tal y como se hizo recientemente en la VI Jornada de Biblioteca Pública i Cohesió Social organizada por Biblioteques de Barcelona (https://bpcohesiosocial.wordpress.com/).

- Desarrollar un proyecto piloto de libros digitales con los editores escoceses. En la evolución del proyecto de préstamo digital eBiblio habrá que prever vías para asegurar la máxima bibliodiversidad y trabajar conjuntamente con todo el sector editorial catalán.

- Explorar experiencias que generen inversión externa y, en esta línea, trabajamos el proyecto de Empreses amigues de las bibliotecas que fomentará la vinculación del mundo empresarial a nuestras bibliotecas.

Por último, destaco también las 27 referencias bibliográficas que acompañan el documento, donde podemos encontrar los documentos, todos de gran actualidad, que han servido de base a esta estrategia.


1Esta institución catalana ha publicado recientemente el informe Repensant les polítiques culturals: reptes i reflexions. Estat de la Cultura i de les Arts 2015. http://www.conca.cat/ca/publicacions/informe
2http://ccaa.elpais.com/ccaa/2016/01/09/catalunya/1452371696_640440.html