archivos

Records in Contexts: la descripción archivística en ebullición

Andreu Sulé
Facultat de Biblioteconomia i Documentació
Universitat de Barcelona


International Council on Archives. Experts Group on Archival Description (2016). Records in contexts: a conceptual model for archival description (2016). [Paris]: ICA. 108 p. Disponible en: http://www.ica.org/sites/default/files/RiC-CM-0.1.pdf . [Consulta: 13/02/2017].


El mundo de la representación y la organización de información lleva unos años en plena ebullición. La constante evolución hacia unos servicios y productos de información cada vez más integrados e interrelacionados, desarrollados en y para un entorno web cada vez más semántico, ha empujado a muchos colectivos a replantearse su modelo de descripción. Además, la consolidación de XML como formato de comunicación de información a través de la red ha facilitado la aceptación y uso de modelos semánticos de representación como, por ejemplo, el RDF.

En este contexto, muchas han sido las comunidades que se han replanteado sus prácticas descriptivas. Las bibliotecas han recuperado un modelo creado prematuramente a finales del siglo XX, los FRBR, como base para revisar sus normas catalográficas (RDA); los museos han desarrollado un nuevo modelo conceptual (CIDOC-CRM) con el objetivo de llegar a ser la “cola” semántica de todo el patrimonio cultural disperso en museos, bibliotecas y archivos.

Investigadores en archivos y bibliotecas patrimoniales: ¿qué piensan de los centros y cómo trabajan con las fuentes?

Pedro Rueda Ramírez
Facultat de Biblioteconomia i Documentació
Universitat de Barcelona


Terra cognita: graduate students in the archives: a retrospective on the CLIR Mellon Fellowships for dissertation research in original sources (2016). Washington: Council on Library and Information Resources. VI, p. Disponible en: https://www.clir.org/pubs/reports/pub170/pub170. [Consulta: 27/11/2016]


Terra cognita es un informe valioso que analiza las opiniones y las expectativas de estudiantes de doctorado e investigadores que utilizan fuentes primarias en centros patrimoniales y bibliotecas de todo el mundo. El programa del Council on Library and Information Resources ha ofrecido 210 becas de la Andrew W. Mellon Foundation a investigaciones doctorales. Los informes finales de los becarios entre 2003 y 2015 han sido el núcleo de la evaluación de este informe. La lectura permite detectar algunos éxitos del programa en la formación adquirida, la realización de trabajos inéditos, el refuerzo de las comunidades académicas implicadas y las estrategias de debate en torno a las metodologías en el uso de fuentes originales.

Bibliotecas, archivos y museos ¿reyes del GLAM?

Jesús Tramullas
Departamento de Ciencias de la Documentación
Universidad de Zaragoza


Mansfield, T., Winter, C., Griffith, C., Dockerty, A., Brown, T. (2014). Innovation Study: Challenges and Opportunities for Australia’s Galleries, Libraries, Archives and Museums. Australian Centre for Broadband Innovation, CSIRO and Smart Services Co-operative Research Centre. Disponible en: https://sites.google.com/site/glaminnovationstudy/home/GLAM%20Innovation...
[Consulta: 15/11/2015].
 


Bajo el acrónimo GLAM (que en español se ha relacionado con cierto glamour) se engloban en la actualidad las actividades que llevan a cabo galerías, bibliotecas, archivos y museos (galleries, libraries, archives and museums). Más específicamente, estas siglas se suelen poner en relación con acciones y actuaciones de difusión de los acervos culturales e históricos, de los que estas instituciones son depositarias, en el mundo digital. El uso del acrónimo, aunque parezca reciente en entorno europeo, ya fue utilizado por la Australian Society of Archivist1 en su conferencia general de 2003, celebrada en Adelaida, e intitulada precisamente “GLAM: Galleries, Libraries, Archives & Museums”. Más de 10 años después, en septiembre de 2014, varias organizaciones dependientes del Gobierno de Australia han publicado un informe y materiales complementarios2 sobre desafíos y oportunidades para las galerías, bibliotecas, archivos y museos de Australia.

Cuando la pericia archivística puede aportar valor a las bibliotecas

Jordi Serra Serra
Gerència de Serveis Comuns per l'àmbit d'Universitats i Recerca
Departament d'Educació i Universitats
Generalitat de Catalunya

Dooley, Jackie (2015). The Archival Advantage: Integrating Archival Expertise into Management of Born-digital Library Materials. Dublin, Ohio: OCLC Research. Disponible en: http://www.oclc.org/content/dam/research/publications/2015/oclcresearch-... [Consulta: 04/10/2015]


Uno de los estudios publicados este año por el OCLC es este estudio de Jackie Dooley, donde se plantea el valor de la aportación archivística al tratamiento de fondos digitales depositados en bibliotecas. El estudio se dirige a especialistas involucrados en programas y proyectos de gestión de recursos digitales, lo que incluye el nivel directivo que planifica las adquisiciones, así como el nivel técnico que se ocupa de la preservación digital, la gestión de metadatos, y la prestación de servicios, especialmente en el ámbito de las bibliotecas de investigación.

El estudio plantea de entrada tres entornos donde, a pesar de que la intervención archivística no ha sido sistemática, la autora considera que tendría que ser esencial:

Los profesionales de la información en el 2050

Tony Hernández-Pérez
Departamento de Biblioteconomía y Documentación
Universidad Carlos III de Madrid


Marchionini, G., & Moran, B. B. (Eds.). (2012). Information Professionals 2050: Educational Possibilities and Pathways. June 4-5, 2012 (p. 157). Chapel Hill: School of Information and Library Science. Recuperado de: <http://sils.unc.edu/sites/default/files/publications/Information-Professionals-2050.pdf>. [Consulta: 30 enero 2013].

Future Librarian

¿Por qué definimos nuestra profesión por el lugar en donde trabajamos en vez de por las habilidades que tenemos? ¿Qué hará el profesional de la información cuando los recursos sean de libre acceso y no estén en las estanterías de su centro? ¿Qué papel jugará el bibliotecario en ese entorno? Google y medios sociales como Facebook han roto las reglas del juego. ¿Cómo serán las salas de lectura para estos niños? ¿Serán salas de lectura? ¿Cómo serán los perfiles de estos usuarios? ¿Qué necesidades de información tendrán? ¿Qué contenidos deben empezar a enseñar las Escuelas de Información y Biblioteconomía (i-school) para estar preparados en el futuro?

No, no se trata de un ejercicio de ciencia ficción. La idea no era tanto adivinar qué se puede esperar en la profesión en el 2050, una tarea que todos reconocieron imposible dada la magnitud y la rapidez con la que se producen los cambios en la sociedad, como reflexionar sobre qué y cómo reestructurar la formación de los profesionales de la información en función de las tendencias actuales, que marcan el camino que nos está conduciendo hacia esa fecha.

La School of Information and Library Science de la University of North Carolina at Chapel Hill (SILS-UNC) organizó en junio de 2012 con motivo de su 80 aniversario unas jornadas de reflexión sobre los profesionales de la información en el 2050 en la que intervinieron unos veinte profesionales y académicos de amplio prestigio entre los que se encontraban L. Dempsey, vicepresidente de OCLC, M. Breeding, director de Innovative Technologies and Research, Vanderbilt University Libraries, D. Smith, cofundador de Ebsco o E. Liddy, de la Universidad de Syracuse. Con los textos de los ponentes y un resumen de los paneles de discusión editaron este libro que se puede encontrar en acceso abierto.

Páginas

Suscribirse a RSS - archivos