Libros digitales y dispositivos de lectura, ¿dos mercados indisociables?

Versión para impresiónVersión para impresión
Jordi Prats Prat
Universitat Politècnica de Catalunya
Iniciativa Digital Politécnica
 

Observatorio de la Lectura y el Libro (2011). 2010 : la expansión de los dispositivos portátiles y portables.  [Madrid]: Observatorio de la Lectura y el Libro, abril 2011. (Forma parte del informe: "Situación actual y perspectivas del libro digital en España"). <http://www.mcu.es/libro/docs/MC/CD/Ebook_2010.pdf>

EbookTodo parece indicar que el informe elaborado por el Observatorio de la Lectura y el Libro del Ministerio de Cultura, forma parte de una serie más extensa, que si irá publicando periódicamente, dedicada al análisis del libro digital en España.

Puede sorprender que el primer documento que surge de esta serie esté en su totalidad dedicado a los dispositivos de  lectura o ereaders. La realidad, pero, es que una vez superada la confusión terminológica sobre lo que se denomina libro  electrónico (referencia a un contenido digital), la evolución y el mercado de libros digitales permanece íntimamente  vinculado a la del mercado de los dispositivos de lectura.

Tal es el caso de los Estados Unidos de América, el mayor mercado de libros digitales del mundo, dominado por tres grandes compañías (Amazon, Barnes & Noble y Apple) que tienen en común el haber comercializado dispositivos de alta calidad (Kindle, Nook y iPad/iPhone) asociados a importantes librerías digitales de contenidos, tanto gratuitos como comercializables.

Contrasta esta situación con la de la mayoría de países de Europa y España en particular, con mercados no tan evolucionados, en los que no encontramos generalmente modelos similares, pero en los que se prevé un próximo crecimiento de la industria del libro electrónico. Los datos disponibles indican cuotas de crecimiento, tanto en la disponibilidad de títulos de libros en formato digital como en las ventas de dispositivos lectores. Se da por sabido también que estamos ante un escenario menos maduro que el que se da en Estados Unidos. Cabe pensar si el crecimiento esperado se realizará a cuenta de la incorporación de les compañías antes citadas a los correspondientes mercados.

Entre los dispositivos de lectura destacan los llamados ereaders, centrados en la implementación de tecnologías de tinta electrónica y que buscan principalmente que la experiencia lectora sea similar a la de la lectura en papel. Según datos proporcionados por Zonaebook [1] estarían disponibles en el mercado español más de 70 modelos de distintas marcas, de los que destacaría, tanto en el mercado internacional como por su cuota de penetración, el Kindle de Amazon.

Podríamos considerar que, desde su aparición en el año 2007, Kindle ha marcado la pauta en lo que se refiere a comercialización de libros electrónicos. Representó un punto y aparte la disponibilidad de un dispositivo asociado a un importante paquete de contenidos. La simplicidad en su uso y en la carga de contenidos marcó el modelo de negocio a seguir por muchos, así como un cambio importante en la cadena de valor del libro.

En este escenario, Apple lanzó el año pasado su tablet iPad. Considerado inicialmente como una evolución de los lectores de libros electrónicos, estamos posiblemente ante el nacimiento de una nueva generación de dispositivos, que aúnan a la movilidad la multifunción, renunciando en parte a la comodidad de lectura en los ereaders. No estaríamos a corto plazo hablando de la sustitución de unos dispositivos por otros, si no a una cierta convivencia en la que cada uno podría sacar provecho de sus distintos usos.

Mención aparte merece la estrategia de Google, con la puesta en funcionamiento de su plataforma eBookstore [2]. Basado en el modelo de la lectura en la nube, dónde los libros no se descargan al dispositivo, la estrategia se centra en este caso en buscar un sistema multiplataforma, en el que básicamente cualquier dispositivo provisto de un navegador web es capaz de acceder a los libros gratuitos o comprados.

La penetración de los lectores móviles en España sigue un crecimiento destacable. Ello conlleva que el sector editorial español esté virando su estrategia de comercialización de libros digitales desde la lectura en el ordenador personal a esta nueva generación de dispositivos dedicados.

El informe finaliza con un análisis de las principales barreras que se pueden considerar en la incorporación de los dispositivos portátiles en los hábitos de los lectores. Entre ellos destacan por un lado las incompatibilidades entre los distintos formatos de edición de libros electrónicos, panorama en el que parece que va a salir ganador el formato ePub [3], del que se acabada de anunciar una nueva versión con importantes actualizaciones. Por el otro, la incorporación en los libros digitales de sistemas Digital Rights Management (DRM) -protección anticopia. Las dificultades de compra y uso de libros asociados a la incorporación de los DRM se perciben cada vez más como una de las barreras a superar para facilitar el avance y uso generalizado del libro digital.

A pesar de la aparición de plataformas de suscripción y compra a libros digitales a finales de los noventa y principios del milenio (NetLibrary, Safari Tech Books Online, Todoebook, etc…) y su incorporación a los catálogos de las bibliotecas, paradójicamente a día de hoy son estas las que en este momento reciben mayores dificultades para incorporar los nuevos libros digitales a sus servicios y colecciones. Apenas el año pasado se empezaba a facilitar a los lectores la posibilidad de poder prestarse los libros comprados entre ellos (con restricciones) y hemos empezado el año con no pocas polémicas sobre las limitaciones que imponen algunas editoriales a los préstamos de libros digitales en las bibliotecas. Esperemos que algunas de las recientes iniciativas en el desarrollo de plataformas de soporte a la gestión de los préstamos de estos libros puedan normalizar su disponibilidad y uso.

[1] http://zonaebook.com/todos_los_ereaders

[2] Posiblemente disponible en España este mismo año.

[3] http://idpf.org/epub

Comentarios

DRM

¿DRM = Digital Research Media?

Tenia entendido que DRM significa Digital Rights Management, y en algunos casos aparece la expresión Digital Restrictions Management.