Nuevos modelos de edición y publicación académica. Definiendo caminos de largo recorrido

Jordi Prats Prat
Universitat Politècnica de Catalunya
Iniciativa Digital Politècnica – Servei de Biblioteques, Publicacions i Arxius
jordi.prats@upc.edu
@JordiPrats


Adema, Janneke; Stone, Graham (2018). Changing publishing ecologies: a landscape study of new university presses and academic-led publishing. JISC. 102 p. Disponible en: <http://repository.jisc.ac.uk/6666/1/Changing-publishing-ecologies-report.pdf>. [Consulta: 29/06/2018].


En los últimos años han aparecido en el contexto de la publicación científica nuevos modelos de editoriales académicas. Se trata mayoritariamente de proyectos jóvenes, que surgen impulsados por los cambios que se están produciendo en el ecosistema de la comunicación académica, como contrapartida de los grandes grupos editoriales, que actúan a menudo con modelos monopolísticos.

Si hubiera que encontrar algunos rasgos característicos de estas nuevas iniciativas  podrían sintetizarse en:

  • Una alta especialización de las iniciativas, ya sea en cuanto a las tipologías de publicaciones o en sus canales de difusión.
     
  • Muy centrados en los ámbitos de las humanidades y las ciencias sociales, sobre todo en la publicación de monografías.
     
  • Una apuesta clara por la publicación en acceso abierto.

Estas nuevas editoriales se encuentran a menudo impulsadas por grupos de académicos que se organizan para generar nuevos modelos de publicación, ya sea de forma independiente o dentro de sus instituciones, contando con la participación de  sus bibliotecas. Las bibliotecas universitarias, a partir del desarrollo de los repositorios institucionales de sus organizaciones, se posicionan cada vez más en el entorno de la publicación académica. En un primer estadio, los repositoris institucionales actuaban ya como sistema de publicación de parte de la producción de su organización. Pero cada vez más, los cambios que están llevando a cabo las bibliotecas universitarias en su oferta de servicios hacen que participen también en parte de los procesos de edición de literatura científica.

Este vendría a ser el contexto en el que el Joint Information Systems Committee (JISC) del Reino Unido enmarca este informe. Tomando como punto de partida la iniciativa OAPEN-UK, proyecto de investigación finalizado el año 2016, que exploraba diferentes aspectos relacionados con la publicación de monografías de los ámbitos de las ciencias sociales y humanidades en acceso abierto, el JISC pone ahora sus ojos en iniciativas de cooperación de otros países, como es el caso de la Library Publishing Coalition (LPC) de los Estados Unidos. Ya con un largo recorrido, la LPC agrupa proyectos editoriales participados o impulsados por bibliotecas universitarias y de investigación. Se trata pues, y a la vista de las nuevas iniciativas editoriales que están surgiendo, de analizar la oportunidad de crear organizaciones similares, que aporten espacios de colaboración e intercambio a los proyectos emergentes.

El informe se divide en dos bloques claramente diferenciados. Por una parte, una encuesta dirigida a las instituciones de educación superior del Reino Unido sobre el desarrollo de nuevos proyectos editoriales (ya en funcionamiento o en proyecto). En un segundo bloque encontramos un resumen de entrevistas hechas a los responsables de algunas de las nuevas editoriales con el objetivo de profundizar y entender mejor su naturaleza. Finalmente, encontramos unas recomendaciones sobre las posibles vías de actuación para incentivar y mejorar estos nuevos modelos de publicación.

De la encuesta se deriva que hablamos de iniciativas principalmente dirigidas a la edición y publicación de revistas académicas, monografías y, en menor medida, actas de congresos. Su financiación corre a menudo a cargo de la propia institución, ya sea con una financiación directa o aportando infraestructuras, soporte técnico o personal. Otros modelos de financiación, como puede ser la comercialización de formatos alternativos a los publicados en acceso abierto, no llegan a cubrir los costes de edición. También hay diversidad en los modelos de servicio que se ofrecen, que van desde alojamiento de las publicaciones, pasando por el asesoramiento a los autores (por ejemplo en el uso de licencias, ofreciendo plantillas de documentos, etc.), hasta la asunción de todos los procesos de edición y publicación, que no todas las editoriales ofrecen. En cuanto a la gestión de los contenidos, destaca el uso del software Open Journal System (OJS) para la gestión de revistas digitales o también el propio repositorio institucional de la universidad.

Las entrevistas del segundo bloque nos permiten ver con más detalle cuáles han sido las motivaciones que han llevado a comunidades de académicos a iniciar los proyectos analizados en el estudio. En términos generales, el desencanto hacia los actuales modelos de publicación académica planea en la mayoría de ellos. Aspectos como el impulso de la publicación en acceso abierto, la experimentación en nuevas formas de publicación o la actualización de los actuales modelos de revisión de la calidad de las publicaciones se encuentran hoy en manos de los grandes grupos editoriales que controlan un porcentaje muy importante de la publicación de la investigación. Nos encontramos, pues, delante de proyectos que quieren centrar su actividad en otros valores, como el acceso universal a los resultados de la investigación, la independencia en su actividad o el retorno del control de la edición y la publicación en la academia, centrada en modelos sin ánimo de lucro.

De estas entrevistas se derivan muchas de las conclusiones finales del documento, orientadas a la promoción de nuevos modelos de edición universitaria. La necesidad de establecer marcos de colaboración en Europa (no ya solamente en el Reino Unido), siguiendo el camino marcado por la Library Publishing Coalition, se concreta como primera recomendación. Un marco de trabajo que podría iniciar su actividad estableciendo y tipificando diferentes niveles de servicio, asesorando en aspectos relacionados con la propiedad intelectual, ofreciendo modelos y directrices para iniciar nuevos proyectos o indicando recomendaciones en la preservación de las publicaciones, así como en el incremento de su visibilidad.

La biblioteca pública: un espacio de aprendizaje y experimentación en familia

Gisela Ruiz
Directora de la Biblioteca Elisenda de Montcada


Macfarland, Caroline; Owen, Katy (2017). The experiential library: the future of family learning. London: Society of Chief Librarians (SCL). Disponible en: http://www.covi.org.uk/wp-content/uploads/2017/11/The-Experiential-Libra.... [Consulta: 29/06/2018].


Las bibliotecas públicas siempre están en transformación: durante la Mancomunitat se crearon bibliotecas de libre acceso al estilo inglés, en plena guerra civil llevaron los libros al frente con los bibliobuses y, más adelante, se convirtieron en centros de estudio y lectura. Con la llegada de la democracia, la libertad entró por las puertas y las ventanas de nuestras bibliotecas y los públicos, los servicios y las actividades se diversificaron. Las tecnologías de la información y la aparición de nuevos soportes audiovisuales supusieron nuevos retos que transformaron el papel de las bibliotecas públicas para así adaptarse a las necesidades del momento.

El acceso abierto: pasos adelante, pasos atrás y conflictos con editoriales

Lluís Anglada
Director del Àrea de Ciència Oberta
Consorci de Serveis Universitaris de Catalunya (CSUC)


Else, Holly (2018). «Europe’s open-access drive escalates as university stand-offs spread: Sweden is latest country to hold out on journal subscriptions, while negotiators share tactics to broker new deals with publishers». Nature, no. 557, 17 May, p. 479-480. Disponible en: <https://www.nature.com/articles/d41586-018-05191-0>. [Consulta: 03/06/2018].

Morais, Rita; Bauer, Julian; Borrell-Damián, Lidia (2018). EUA big deals survey report: the first mapping of major scientific publishing contracts in Europe. Brussels: European University Association (EUA). 27 p. Disponible en: <http://www.eua.be/Libraries/publications-homepage-list/eua-big-deals-sur.... [Consulta: 03/06/2018].

Pathways to open access (2018). University of California Libraries. 40 p. Disponible en: <https://libraries.universityofcalifornia.edu/groups/files/about/docs/UC-.... [Consulta: 03/06/2018].

Roadmap open access 2018–2020 (2018). Association of Universities in the Netherlands (VSNU). 19 p. Disponible en: <http://www.vsnu.nl/files/documenten/Domeinen/Onderzoek/Open%20access/VSN... >. [Consulta: 03/06/2018].


Un elemento nuevo de la situación del acceso abierto (AO) son los conflictos abiertos que mantienen algunos países con algunas editoriales. El Nature del 17 de mayo de este año reporta cuatro. El de las universidades alemanas con Elsevier, que es el más antiguo, y los surgidos en 2018: las universidades holandesas con la Royal Society of Chemistry Publishing, el del consorcio francés Couperin con Springer y, el último, el del consorcio sueco Bibsam con Elsevier. Estos conflictos son un elemento diferenciador respecto del pasado y podrían ayudar a dar un viraje definitivo al sistema de diseminación de los artículos científicos.

Las principales agencias de financiación de la investigación están adoptando políticas pro AO que obligan a los receptores de las ayudas económicas a publicar de forma inmediata en abierto los resultados de la investigación. Para facilitarlo, las agencias financiadoras permiten a los investigadores usar el dinero de las ayudas para sufragar los costes de pagar por publicar en abierto (APC) en revistas. Se empiezan a tener datos de los efectos de la tendencia de favorecer las revistas híbridas, iniciado con el Informe Finch (tal y como puede verse para el caso del Reino Unido en un informe reseñado recientemente aquí) y estos se resumen fácilmente: hemos creado un nuevo gasto que se suma al ya existente de las suscripciones.

Una cata inicial y apetitosa de la Barcelona literaria que viene

Teresa Fèrriz Roure
Responsable de Nous Projectes
Universitat Oberta de Catalunya (UOC)


Barcelona Ciudad de la Literatura. Barcelona: Ajuntament de Barcelona, 2017-  . Disponible en: < http://ajuntament.barcelona.cat/ciutatdelaliteratura/es>. [Consulta: 05/06/2018].


En diciembre de 2015, Barcelona entró formalmente dentro de la Red de Ciudades Creativas de la UNESCO como Ciudad de la Literatura. Integran la red 180 miembros de 72 países que han apostado por singularizarse en alguna de estas siete grandes categorías: la artesanía y las artes populares, el diseño, el cine, la gastronomía, la música, las artes digitales y la literatura. Que Barcelona hay querido ser ciudad literaria no es una elección arbitraria: tiene mucho que ver con ello su historia consolidada de gran capital editorial, pero, sobre todo, una estrategia de posicionamiento de la industria cultural catalana en el contexto global. La ciudad quiere enriquecer su actual proyección internacional con los atributos asociados al libro y a la literatura y, al mismo tiempo, contribuir a reforzar un ecosistema que en la última década ha sufrido un descenso progresivo de las ventas, sacudidas estructurales en el modelo empresarial y, sobre todo, un cambio cultural derivado de las nuevas prácticas de consumo y ocio asociadas a la digitalización, especialmente de las generaciones más jóvenes.

Dicen que el 95 % de los españoles leen

Oriol Izquierdo  
Profesor de la Escola de Llibreria y de la Universitat Ramon Llull


Hábitos de lectura y compra de libros en España 2017: barómetro (2018). [Madrid]: Federación de Gremios de Editores de España. 135 p. Disponible en: <http://federacioneditores.org/img/documentos/HabitosLecturaCompraLibros2.... [Consulta: 25/04/2018].


En una breve introducción titulada «Antecedentes», los responsables del barómetro hacen notar que el estudio de los hábitos de lectura y compra de libros en España se llevó a cabo ininterrumpidamente, por acuerdo entre el Ministerio de Cultura español y la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE), entre el año 2000 y el 2012. Después, la evolución social de la lectura solo se ha podido seguir a partir de la encuesta sobre hábitos culturales que llevó a cabo el Ministerio el curso 2014-2015. Ahora, inquieta por la incidencia de la transformación tecnológica, es la FGEE que decide retomar por su cuenta el estudio.

Páginas

Suscribirse a blok de bid RSS