Read Time:2 Minute, 24 Second

La Fira de Barcelona es el epicentro de la ayuda institucional que brindan a los refugiados que huyen de la guerra de Ucrania.

MIKEL ELKOROBEREZIBAR BELOKI

Desde el comienzo de la guerra de Ucrania, muchos han sido los refugiados ucranianos que han venido a Barcelona en busca de refugio y tanto el Ajuntament de Barcelona como la Generalitat de Catalunya están respondiendo a sus demandas. El epicentro de la ayuda humanitaria que están brindando las instituciones catalanas está en las faldas del Montjuïc: el Centro de Recepción, Acogida y Derivación de personas desplazadas de Ucrania se encuentra en la Fira de Barcelona. 

El recinto de Montjuïc tiene como objetivo recibir a los refugiados, asistirlos y ofrecerles una alternativa habitacional. Tiene un servicio de salud y 200 camas para que las personas que llegan puedan descansar. Sin embargo, no es un lugar de pernoctación. De ahí derivan a los refugiados a viviendas y hoteles de toda Catalunya mediante los circuitos que se organizan con diferentes administraciones locales como el Ajuntament de Barcelona. La mayoría de los refugiados van a vivir con familias de acogida. Además, el Comité de Acogida a las Personas Refugiadas proporciona asesoramiento jurídico, servicios de traducción y asistencia psicológica para tramitar una solicitud de protección temporal.

La Cruz Roja también gestiona la atención a los refugiados. Foto: Mikel Elkoroberezibar.

Cuando a cada refugiado se le asigna el lugar de residencia, en la misma Fira de Barcelona facilitan el empadronamiento. El Ajuntament de Barcelona también atiende las necesidades que tienen las familias ya instaladas. Hay un dispositivo especial para cubrir las necesidades básicas de las personas refugiadas, como la alimentación, los medicamentos y la ropa. Se encuentra en el número 13 del pasaje Dos de Maig en horario de atención de lunes a viernes, de 09:00 a 17:00. Fuera de ese horario y en días festivos también ofrecen la misma cobertura en el Centro de Urgencias y Emergencias Sociales de Barcelona, en el número 25 de la calle de La Llacuna. Para acceder al Sistema de Salud de Catalunya, los refugiados no tienen más que ir al Centro de Atención Primaria que esté más cerca de su domicilio.

En el balcón del Palau de la Generalitat muestran el compromiso de Catalunya con Ucrania. Foto: Mikel Elkoroberezibar

Muchos de los refugiados vienen a la Ciudad Condal en familia y con hijos, a mitad de curso escolar. Los refugiados también tienen el derecho de matricular a sus hijos en las escuelas catalanas. Para ello, tienen que acudir al Consorcio de Educación de Barcelona, en la plaza Urquinaona. Las personas graduadas en la universidad también pueden recibir información sobre la homologación de sus títulos con la asesoría de SAIER, en el número 141 de la calle Tarragona.

La mayoría de los servicios que las instituciones catalanas ofrecen a los refugiados se pueden recibir en la lengua ucraniana.

About Post Author

Mikel Elkoroberezibar

Soy un politólogo vasco con mucha curiosidad. He trabajado de periodista y quiero seguir haciéndolo. Soy muy charlatán, pero lo que más me gusta es escuchar.
Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.